La parcela de 2.462 m2 delimitada por las calles Ramón Areces, Lituania y Corregidor Diego de Valderrábano, en el distrito de Moratalaz, albergará en el futuro un centro de salud en virtud del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM). En los últimos años y, a la espera de que las administraciones construyan el equipamiento sanitario, la parcela se ha convertido en un parking improvisado que inunda de coches mal aparcados y de suciedad el entorno del colegio Siglo XXI.

Para evitar una mayor degradación del espacio y contribuir a la sensibilización medioambiental de la comunidad escolar y del vecindario, el colegio y la AV Avance de Moratalaz han promovido la creación de un huerto ecológico comunitario en la parcela, un proyecto que “germinará” el próximo viernes 27 de mayo gracias a la cesión temporal de la parcela municipal por parte del Ayuntamiento de la capital a la asociación vecinal, que deberá devolverla al Consistorio en cuanto éste se la solicite para facilitar la ejecución del equipamiento sanitario.

Varias parejas de alumnos de infantil y primaria del colegio Siglo XXI serán los encargados de plantar las primeras semillas y de colocar dos espantapájaros del huerto en un acto que contará con la presencia de la delegada de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de la capital, Pilar Martínez. La “operación” será coordinada por un grupo de alumnos de secundaria del mismo centro escolar.

La comunidad educativa del colegio quiere convertir el huerto en una “herramienta pedagógica de primer orden” que permita, de un lado, “potenciar la comprensión de conceptos como biodiversidad, ecología básica, integración con el medio ambiente o respeto medioambiental” y, de otro, “fomentar valores como el trabajo en equipo y la cooperación mutua y acercar a los alumnos a la cultura rural y agrícola”.

Para ello, el huerto será incorporado en las actividades escolares del centro y, poco a poco se abrirá a la participación de entidades del barrio, usuarios de determinados equipamientos –fundamentalmente centros de mayores– y vecinas y vecinos a título individual. Todos ellos diseñarán, de forma colaborativa, la distribución de las parcelas, los cultivos, etc.

Mercedes San Ildefonso, presidenta de la AV Avance, celebra la iniciativa de la comunidad educativa del colegio toda vez que “dignifica un espacio degradado del barrio, enseña a los más pequeños a respetar y a cuidar los espacios públicos y, por último, crea un lugar de encuentro y de aprendizaje mutuo entre jóvenes y mayores muy necesario para mejorar la convivencia en el barrio”.