Tras las protestas protagonizadas ayer por estudiantes y trabajadores de la enseñanza durante la votación de la LOMCE en el Congreso de los Diputados, mañana sábado tendrá lugar en las calles de la capital una marcha estatal contra la nueva ley y los recortes en educación. Detrás se encuentra el empuje de la Plataforma Estatal por la Escuela Pública, que a través de plataformas territoriales aglutina a organizaciones sindicales de docentes y trabajadores de la enseñanza, AMPAs, asociaciones de estudiantes y colectivos sociales. La FRAVM forma parte de la Plataforma Regional por la Educación Pública de Madrid, red que mañana hará las veces de anfitriona de una nueva marea verde. Plataformas similares de otras comunidades y provincias del Estado fletarán mañana autobuses que trasladarán hasta la capital a centenares de personas con un objetivo común: rechazar una de las leyes más denostadas de la democracia y la actitud el ministro peor valorado del Gobierno de Rajoy.

La marcha estatal comenzará a las 12:00 en Plaza de España para finalizar en la intersección entre la Gran Vía y la calle Alcalá, frente al Ministerio de Educación. Las asociaciones vecinales hacen un llamamiento a la ciudadanía madrileña para recibir a los manifestantes del resto del Estado y marchar junto a ellos en defensa de una educación pública de calidad.

‘Es una marcha por la educación y contra todas las políticas educativas del Gobierno que afectan a toda la sociedad’, señaló el 21 de noviembre un portavoz de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) Jesús Salido, que ha subrayado la necesaria participación de todos los ciudadanos para que se ‘visibilice el descontento de toda una sociedad’.

Los portavoces de la plataforma estatal subrayaron ese día en rueda de prensa su intención de proseguir con las protestas contra la reforma educativa, y de mantener la ‘unidad’ de estas organizaciones de padres, alumnos y profesores para hacer frente al Gobierno. Además, celebraron el ‘ejemplo de lucha’ de los trabajadores de jardinería y limpieza de Madrid, que tras trece días de huelga, ‘han salido vencedores’.

Según la secretaria general del Sindicato de Estudiantes, Ana García, la comunidad educativa está ‘ganando el pulso’ al Gobierno con las movilizaciones, que han provocado, a su juicio, el retraso un año de la aprobación de la LOMCE, la ampliación del calendario de implantación hasta 2017, que la Religión no sea de oferta obligatoria en todas las etapas o la rectificación de las becas Erasmus. ‘Es el momento de golpear con fuerza. Wert es un cadáver político que pende de un hilo’, indicó.

Para el secretario general de FE-CC.OO, Francisco González, la ley ‘nace muerta’ y el titular de Educación está ‘desautorizado y desligitimado’ porque, según señaló, no encuentra aliados ‘ni entre las comunidades autónomas del PP’ ante la ‘falta de dinero’ para la implantación de esta ley ‘injusta’. ‘Si el Gobierno fuera sensible, debería paralizarla por el bien de este país’, remachó.

Además de la marcha de protesta de mañana, los portavoces de las organizaciones de padres, alumnos y trabajadores de la enseñanza han amenazado al Gobierno y, en concreto, al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, de someter la ley y todos los decretos y desarrollos normativos a un ‘calvario judicial’, presentando un recurso de inconstitucionalidad.