‘Desde hace unos días, una empresa, supuestamente autorizada por el Ayuntamiento estaba talando de forma indiscriminada centenares de pinos sembrados en 1906 y que se encontraban en perfecto estado. El pasado sábado, unos vecinos que paseaban por el pinar, situado en el PAU de Carabanchel, impidieron, de manera espontánea, que la empresa continuase con su destrozo hasta que la policía revisó los papeles de la empresa’.Así narra la AV Carabanchel Alto la respuesta vecinal a la tala del arbolado de un pinar que, subrayan ‘es la única zona verde consolidada del nuevo barrio, por lo que es imprescindible su mantenimiento. Extraña que se realicen estos trabajos ahora, ya que hace un año se procedió a una limpia de los ejemplares que se encontraban en mal estado’. ‘Sorprende -añaden- que mientras se promete la plantación de millones de árboles se sacrifiquen otros consolidados, en este caso centenarios’.