El movimiento vecinal de Hortaleza siempre se ha distinguido por lo emprendedor y propositito de sus iniciativas. También esta vez ha sido el primero en utilizar los cauces de participación previstos en el nuevo Reglamento de Participación Ciudadana organizando, junto con la Junta Municipal de su distrito, una consulta popular sobre uno de los temas que más inquieta a sus convecinos: el Parque de la Huerta de la Salud, un espacio emblemático del distrito no sólo por sus zonas verdes sino porque acoge otros equipamientos públicos como una biblioteca, una sala de exposiciones, un centro de mayores y un centro cultural, ha sido objeto de varios actos vandálicos que han afectado a estas instalaciones dificultando incluso las actividades de las que participan cientos de vecinos. Por ello, las asociaciones de vecinos han querido sondear la posibilidad de proceder al cierre nocturno del parque. Y se han puesto manos a la obra. Tras lanzar la propuesta a la concejala de distrito, María de Lorite, las asociaciones vecinales de Villa Rosa, La Unión de Hortaleza, la UVA de Hortaleza, Portugalete, Antonio Machado, Cárcavas San Antonio, Manoteras, Virgen del Cortijo y El Bosque junto con la Asociación Juvenil Radio Enlace, el Centro de Mayores Huerta de la Salud y la asociación juvenil Fray Escoba, han organizado una consulta popular gracias a la cual, desde este jueves y hasta el próximo domingo 21 de noviembre, los vecinos mayores de 16 años censados en las calles comprendidas entre Mar Caspio, Barranquilla, Gregorio Sánchez Herráez, la M-40, la Avda de la Estación de Hortaleza, Capitán Cortes, Luis Buitrago y Avenida de San Luis podrán votar a favor o en contra de esta medida.

La consulta forma parte del proceso de corresponsabilización abierto con la aprobación del Reglamento, cuyo funcionamiento depende tanto de la administración como de la ciudadanía organizada. En unos días se darán a conocer los resultados de la consulta y el grado de participación vecinal en un proceso que aspira a fomentar la democracia participativa y la gestión de la ciudadanía en los asuntos públicos. Iniciativas de este tipo resultan a todas luces necesarias para avanzar en la definición de las virtudes y las limitaciones del nuevo Reglamento, que constituirá una de las herramientas clave en el hacer de las asociaciones vecinales. Hortaleza ya ha abierto la veda. ¡Que cunda el ejemplo!