Tras más de dieciséis años de presencia en el barrio de Las Californias, muchos de ellos dedicados a la lucha por garantizar la remodelación de su entorno en unas condiciones favorables para sus vecinas y vecinos y todos ellos ofreciendo a los más jóvenes –y no tan jóvenes- la posibilidad de autogestionar sus propuestas de ocio y formación y fomentando la participación ciudadana en Retiro, el Centro Social Seco ha obtenido por fin el reconocimiento de la administración municipal.

El Centro Social, ubicado en el antiguo colegio Juventud, fue ocupado hace dieciséis años y utilizado desde entonces con el beneplácito de sus propietarios. La lucha contra el tráfico de droga, instalado en Las Californias como consecuencia del abandono al que ha sido sometido durante los años de parálisis del proceso de remodelación (API 03.05) del barrio; la pelea por garantizar el realojo de los vecinos en el ámbito; la creación del Festival de Cine Social de las Californias; la “resurrección” de las fiestas de San Juan y, sobre todo, la labor de fomento del asociacionismo, la participación ciudadana y el trabajo solidario en red han merecido el reconocimiento del Ayuntamiento, que el pasado mes de enero cedió en alquiler un local a la A.V. Los Pinos de Retiro Sur, una de las entidades que forman parte de la asamblea de Seco, un local de 415 metros cuadrados ubicados en el barrio de Adelfas.

Trece entidades constituirán el núcleo del nuevo Centro Social: la Asociación de Vecinas y Vecinos Los Pinos de Retiro Sur, el Colectivo Estrella, la Cooperativa de Vivienda Joven (COVIJO), Vallekas HackLab (KasLab), el grupo de consumo de la cooperativa agroecológica Bajo el Asfalto está la Huerta (BAH!), el Colectivo Bicicrítica, la Asociación Cultural Bengala, la Asociación de Jóvenes Barrio 612, la Asociación Mujeres de Retiro, la Asociación Ápice, el Grupo Scout Kigsai, el Grupo de Montaña Chogori y el nodo de Retiro de la Red para la Cancelación de la Deuda Externa (RCADE).

Los representantes del Centro Social consideran el realojo como provisional y anuncian que seguirán trabajando para conquistar su legítimo derecho a gestionar de forma democrática, abierta y horizontal un espacio público, tal y como recoge el Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana de Madrid. Recuerdan que es obligación de la administración garantizar las condiciones para que el tejido asociativo y la sociedad civil organizada puedan llevar a cabo sus actividades y desarrollar su labor, dirigida a avanzar día a día y en ámbitos diversos (la cultura, la defensa de los servicios públicos y los derechos sociales…) en la conquista de la democracia participativa.

El próximo sábado 3 de marzo, el Centro Social Seco, que el 5 de marzo de 2004 logró reunir en una manifestación a más de 3.000 personas en torno a la petición de su derecho a realojo, llevará a cabo una mudanza festiva que aspira también a ser multitudinaria. El programa de la jornada incluye la clausura simbólica del Centro Social a cargo de un vecino de Las Californias, la marcha hasta el nuevo local con la actuación de tres batucadas por un recorrido que se transformará para la ocasión en una galería de imágenes históricas del Centro Social y la apertura del nuevo espacio con la intervención de varias personas que, a lo largo de sus 16 años de historia, han apoyado al Centro (María Roces en representación de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid -FRAVM-; trabajadores de la Naval Gijón y de Sintel que, en su momento, acudieron como invitados al Festival de Cine Social de las Californias… entre otros).

Si quieres ampliar información del Centro, échale un ojo a su página web.