Como cada año por estas fechas, las vecinas y vecinos de la zona de Dehesa de la Villa han convocado al “Tribunal del Pelele” para que “asuma su responsabilidad anual: elegir entre tantos tontos a aquel cuyo manteo sea el más ejemplar”. La elección ya está hecha y la fiesta garantizada. El próximo domingo a las 12:00, en el marco del popular carnaval del barrio, los “vecinos de Babilonia” otorgarán el preciado galardón al “Concejal Guateque” del Ayuntamiento de Madrid, antes de mantearlo públicamente en el jardín que se encuentra en la intersección de las calles Francos Rodríguez y Numancia. Según el “Bando Babilónico” que se leerá en la ceremonia, el citado tribunal, con objeto de seleccionar al Pelele del año, “ha vuelto la mirada hacia nuestro Ayuntamiento y ha quedado admirado de los ejemplares que lo habitan”. “Un Ayuntamiento en el que el alcalde parece que quiera huir a “mas altas responsabilidades”, pero al que su partido despeña en cuanto ha subido el primer tramo. Con una concejala de Medio Ambiente que no ve problema en la calidad del aire madrileño mientras le lloran los ojos por la contaminación ambiente. Todo ello en una corporación en la que sus concejales parecen dedicados a “otra cosa” distinta que la de garantizar la calidad de vida de sus conciudadanos”, indica el texto vecinal.

Las vecinas y vecinos de Dehesa de la Villa condenan al Concejal Guateque y convocan a la ciudadanía para darle un buen escarmiento por “permitir abrir negocios inadecuados. Por incumplir sus obligaciones. Por impedir a aquellos que cumplen correctamente los trámites llevarlos a buen puerto. Por haber alimentado durante años un manada de funcionarios corruptos y un ramillete de intermediarios sin escrúpulos y por haber encanallado a toda una ciudad”.

Los ciudadanos sospechan que “desde tiempo de Manzano, en nuestro Ayuntamiento es posible, con tan sólo invocar un nombre y ofrendarle un discreto maletín, conseguir que las puertas de los despachos se abran y que las muecas de los que en ellos habitan se vuelvan sonrisas”. “¿Quién es ése que con la colaboración de funcionarios alcahuetes y una corte de aprovechados intermediarios pone en solfa el recto funcionamiento de nuestro Ayuntamiento, y deja con cara de idiota al honrado ciudadano?”, se preguntan los vecinos. La respuesta lleva el nombre del personaje premiado.