El pasado 14 de enero, el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid hacía pública la adjudicación de tres parcelas públicas a tres entidades privadas para la construcción de diferentes equipamientos.

Una de ellas, ubicada en la calle Puerto de Somport, ha sido cedida a la Fundación Padre Garralda, una entidad que trabaja para facilitar la inserción laboral de exreclusos. La Fundación Rais, cuyo personal trabaja ayudando a la inserción social de personas sin hogar, ha resultado adjudicataria de otra parcela situada en la calle Fromista.

Lorenzo Álvarez, presidente de la A.V. Las Tablas denuncia que “en un alarde de cinismo e hipocresía, la Junta Municipal de Fuencarral y la concejalía de Familia y Asuntos Sociales han ocultado información sobre la construcción de estos centros a los vecinos haciendo caso omiso a las reiteradas peticiones transmitidas desde el pasado mes de junio a diferentes instancias del Ayuntamiento de Madrid. “Además –recuerda- el programa electoral del Partido Popular no hacía mención alguna a la construcción de estos centros”.

La entidad exige, tanto al Ayuntamiento como al Gobierno regional “que muestren la misma solidaridad que nos imponen a las vecinas y vecinos de Las Tablas con estos centros construyendo los equipamientos públicos que llevamos demandando desde hace doce años. Nos parece del todo inoportuna la imposición de estos centros de acogida para personas en riesgo de exclusión social en un barrio en el que viven y trabajan cerca de 70.000 personas y que carece aún de centros de salud, culturales, deportivos, colegios, mercados y comunicaciones fluidas con los equipamientos de referencia, ubicados todos ellos fuera de nuestro barrio. Tampoco podemos olvidar que las personas que viven en las viviendas públicas del barrio están a un kilómetro y medio de la parada de metro de Las Tablas. Ante esto, la única respuesta que hemos obtenido de los responsables políticos es que tenemos que esperar hasta 2012 para tener acceso a los equipamientos básicos, justo el año de las elecciones municipales y autonómicas”.

La A.V. Las Tablas pide por tanto una reunión urgente con el Ayuntamiento para que aclare las actividades concretas que se van a desarrollar en esos centros e informe de su postura con respecto a la necesaria mejora de equipamientos públicos para el barrio y se reserva “el derecho de movilizar a los vecinos del barrio si no obtenemos una respuesta satisfactoria”.