En opinión de los miembros de la Plataforma Salvemos la Casa de Campo, ‘el parque está pasando por una de las épocas más inciertas de su existencia. La ignorancia de nuestros gobiernos sobre la importancia de preservar este parque hace que esté sujeto a la arbitrariedad de pequeños, medianos o altos funcionarios de la administración local y regional.

Los infinitos proyectos de `recuperación´ que se vienen redactando, o no llegan a realizarse en su totalidad o sólo sirven para privatizar espacios y adjudicar concesiones a larguísimo plazo que degradan aún más el parque.

Prueba de todo ello son los compromisos establecidos entre las concejalías de Vivienda e Infraestructuras y Medio Ambiente y la Plataforma Salvemos la Casa de Campo para garantizar la no afección de las obras del proyecto de soterramiento de la M-30 en la Casa de Campo, más concretamente en la zona de conexión entre las avenidas de Marqués de Monistrol y de Portugal.

En la actualidad, sin embargo, los miembros de la Plataforma hemos constatado que, después de arrasar un jardín con plantas medicinales conocida como “el Reservado Chico”, el desarrollo de las obras obligará a desmontar la Puerta del Rey, a talar un número aún sin determinar de árboles centenarios y a actuar en una zona de viveros, con el consiguiente destrozo de instalaciones y arbolado.

Asimismo, alerta sobre la desaparición de la verja ubicada entre las puertas del Rey y la del Dante de la avenida de Portugal y la alarmante desprotección de los árboles frente al almacenado de materiales y maquinaria.

Por todo ello, la Plataforma Salvemos la Casa de Campo denuncia que los tan publicitados planes de “recuperación” para la Casa de Campo están resultando ser una falacia y que las promesas de los gobernantes son sistemáticamente incumplidas’.