El pasado 29 de abril miembros de la dirección de la FRAVM se dieron cita con los candidatos de IU al Gobierno regional y al Ayuntamiento de la capital, Luis García Montero y Raquel López, respectivamente. La cita se enmarca en la ronda de encuentros que la federación vecinal quiere mantener con todas las candidaturas con el objetivo de trasladarles las reivindicaciones vecinales a fin de que sean consideradas en la acción de futuros gobiernos y en la labor de oposición en ambas administraciones.

En su comparecencia ante los medios de comunicación, el presidente de la FRAVM, Vicente Pérez, agradeció la presencia de ambos candidatos y repasó los temas tratados: la necesidad de recuperar una participación ciudadana que “el PP se ha cepillado” a través, entre otras medidas, de la recuperación de órganos desaparecidos como el Consejo Económico y Social (CES), el Consejo de la Juventud, el Consejo de la Mujer y de la regulación de la consulta y de la iniciativa ciudadana y de temas en los que urge intervenir, como el derecho a techo y la gestión del parque público de viviendas, los servicios públicos o el reequilibrio territorial.

Tras subrayar que, para su formación, la reunión con la FRAVM es una de las más importantes de la campaña electoral, la candidata de IU a la alcaldía de Madrid, Raquel López, anunció que su programa de gobierno situará al ciudadano en el centro de la política, para lo cual propone la creación de un plenos vecinales, uno de carácter municipal y 21 distritales que se celebrarían una vez al mes y en los que cualquier vecino podría presentar propuestas en la forma y plazo que se determine y que habrán de ser “valoradas por los concejales”.

IU incluye en su programa los presupuestos participativos y la gestión, por parte de las juntas municipales, del 25% del presupuesto municipal, “como poco”, para que en Madrid haya “21 ciudades con vida propia” y Consejos Territoriales con competencias.

López situó la vivienda como uno de los ámbitos en los que es urgente intervenir. “La EMVS tiene que asumir el protagonismo” en una política que debe ofrecer alternativa habitacional a las vecinas y vecinos que lo necesiten. IU contempla la creación de oficinas de asesoría jurídica, legal, económica y de intermediación en cada junta municipal para prestar la ayuda necesaria a las personas en riesgo de perder sus viviendas. La EMVS, que tendrá un parque de viviendas en régimen de alquiler cuyo importe no supere el 30% de los ingresos familiares, deberá dar cobijo a las familias que pierdan sus casas.

López insistió, asimismo, en la necesidad de recuperar la gestión pública de los servicios municipales para restablecer la calidad de los servicios prestados y garantizar los derechos laborales de las trabajadoras y trabajadores.

Por último, subrayó la necesidad de acometer, “con carácter inmediato”, actuaciones dirigidas a reequilibrar la ciudad.

Montero, por su parte, lamentó que “Madrid sufre una situación muy penosa” debido, en parte, al “abandono de la participación ciudadana” y apuntó que, por “coherencia institucional”, trabajarán en un marco de colaboración y de diálogo con la ciudadanía.

El candidato de IU al Gobierno autonómico adelantó que su propuesta de acción de gobierno se basa en un doble calendario que, de un lado, incluye medidas de abordaje urgente, como las relacionadas con la alternativa habitacional, y otras más a largo plazo con el objetivo, entre otros, de “recuperar la confianza en lo público”.