En la Resolución sobre las listas de espera quirúrgica en la Comunidad de Madrid, las entidades que forman parte de la Plataforma para la Mejora y la Defensa de la Sanidad Pública de las localidades de Coslada, San Fernando de Henares, Mejorada del Campo y Velilla de San Antonio y la FRAVM señalan que, en contra del tan cacareado anuncio de que las listas de esperas quirúrgica se han reducido a 30 días, existen datos contrastados que demuestran que la demora media se sitúa en torno a los 90 días. Denuncian, asimismo, que ‘los datos oficiales facilitados por la Comunidad de Madrid, están sistemáticamente maquillados’, contabilizando la demora quirúrgica solo a partir de las consultas preoperatorias que, como es obvio, se citan en una fecha próxima a la prevista para la intervención para que los resultados de las pruebas realizadas sean fiables y derivando pacientes a otros centros hospitalarios de manera que salgan de la contabilidad oficial. Centros en su mayoría privados, a los que se dedican fondos que se detraen de los centros públicos, que en estos momentos están sometidos a un proceso de progresiva descapitalización

En los momentos de mayor presión hospitalaria, advierten, se produce un bloqueo de camas para intervenciones quirúrgicas, lo que hace que las esperas para ingreso en urgencias o en los pasillos de los hospitales se hayan incrementado, priorizándose por delante de enfermos en situaciones graves, otros con patologías menos graves, pero dentro del programa de listas de espera.

Por último, las organizaciones firmantes señalan que “la demora quirúrgica es el resultado final de una serie de demoras previas para atención del especialista y para pruebas diagnósticas”.