En virtud del convenio, el Consistorio destinará 5.000 euros anuales hasta 2010 para desarrollar algunas de las iniciativas del 40 Aniversario que en estos momentos prepara la FRAVM. Entre ellas, una exposición fotográfica itinerante sobre estas cuatro décadas de historia ciudadana, un encuentro intergeneracional, la edición de un libro y un DVD y la puesta en marcha de un archivo vecinal. Los actos, en cuya financiación la FRAVM espera que participen otros ayuntamientos y entidades de la Comunidad, comenzarán a finales de noviembre en Madrid capital y se extenderán a otros municipios de la región durante los años siguientes.

Tal y como afirmó el alcalde, la firma del acuerdo supone el “reconocimiento de la importante labor de las asociaciones de vecinos” en la vida del pueblo, las cuales tuvieron un papel crucial en los años 70 en la conquista y el asentamiento de la democracia, un rol que siguen manteniendo en la actualidad. En la misma línea, el concejal de Participación Ciudadana del consistorio, Pedro San Frutos, sostuvo que a pesar de la crisis relativa que atraviesa al movimiento ciudadano, Coslada cuenta con ocho activas asociaciones de vecinos, cuya lucha ha sido esencial en la consecución de mejoras para la localidad como el alumbrado, el asfaltado y todos los servicios públicos. Respecto al acuerdo de colaboración, San Frutos aseguró que “esto no es el final del camino sino el principio” de una larga colaboración.

Nacho Murgui, por su parte, además de reconocer la buena disposición del Ayuntamiento, aclaró que con los actos del 40 Aniversario del Movimiento Vecinal “no se trata de hacer un ejercicio de nostalgia y sí de memoria”. “Cada vez que vemos un equipamiento público, detrás suele estar la huella del movimiento vecinal”, sostuvo, antes de repasar una serie de logros conseguidos gracias a la dura lucha de las asociaciones de la comarca: “ el nuevo hospital, la mejora de las conexiones con la capital y el resto de localidades de la Comunidad, las viviendas para jóvenes, el hotel de asociaciones, el centro cívico del Cerro o la recuperación del bosque del Humedal”.