La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) censura la propuesta del alcalde de Madrid de externalizar la elaboración de los informes previos a la concesión del permiso de apertura de locales y pide al Ayuntamiento que disponga de todos los recursos necesarios para habilitar un servicio municipal público que se encargue de canalizar, de manera ágil, eficaz y con todas las garantías y controles necesarios, los trámites preceptivos para la obtención de las licencias.

La FRAVM, que rechaza la privatización de los servicios públicos, considera inaceptable la opción de privatizar parte del servicio como solución a un problema de control de gestión de lo público de su propio equipo de Gobierno y por cuanto puede alimentar el descrédito de la administración.

Pide, por tanto, al equipo de Gobierno de Gallardón que asuma de forma transparente, responsable y constructiva las responsabilidades que, en tanto, gestor le corresponde a la espera de que las instancias judiciales determinen las responsabilidades penales de los hechos denunciados.