El pasado 20 de mayo, profesionales del Centro de Salud Los Ángeles de Villaverde colgaron en la puerta de acceso un cartel manuscrito con la siguiente inscripción: “Por causas ajenas a nuestra voluntad hoy faltan 16 de los 22 médicos de familia y 1 de los 4 pediatras. Disculpen las molestias”. Era su forma de mostrar a la vecindad un problema que se repite desde hace dos años pero que se ha agudizado en las últimas semanas. “Hay médicos que se han ido del centro, otros están de baja o de vacaciones, pero la Consejería de Sanidad no envía sustitutos, y eso lo pagamos los vecinos pues cada vez es más difícil conseguir que te atiendan, y no hay derecho a esto”, sostiene Luis Antón, portavoz de la Asociación Vecinal San Nicolás. Debido a este déficit de facultativos, “hoy es imposible que te vea un médico en horario de tarde, y si es de mañana, no te dan cita antes de 20 días”, asegura.

No es solo una impresión de la vecindad. El servicio de cita previa electrónica de la Consejería de Sanidad no permite solicitar consultas vespertinas y la lista de espera para las atenciones de mañana sobrepasa las dos semanas. Además, “como es casi imposible que te den cita por internet o por teléfono para tu médico, al final tienes que hacer cola ante el centro de salud para pedirla, aunque sea una cita telefónica, y ahí lo común es esperar más de una hora, a veces a pleno sol”, denuncia Antón.

Según las y los propios profesionales del centro de salud, debido a la marcha de varios facultativos varios miles de personas adscritas al establecimiento no tienen adjudicado en estos momentos un médico de familia y han comenzado a derivar pacientes al Centro de Salud de San Andrés. El Centro de Salud de los Ángeles atiende a la población de los populosos barrios del distrito de Villaverde Ciudad de los Ángeles, San Nicolás, Arechavaleta, Nueva Esperanza, Litos, El Cruce y Parque de Ingenieros.

A la falta de médicos de familia y pediatras hay que sumar que la Consejería de Sanidad mantiene cerrado el Servicio de Urgencias de Atención Primaria del centro de salud, que operaba en fin de semana, desde el 22 de marzo del año pasado.

Por todo lo anterior, con el lema “¡Más personal ya!” las asociaciones vecinales San Nicolás, Arechavaleta, Marconi, Los Hogares y La Incolora, junto a la AMPA del Instituto Público Ciudad de los Ángeles, la FAPA de Villaverde y el Movimiento Asambleario de Trabajadores de la Sanidad han lanzado un llamamiento a la vecindad a participar en una concentración que tendrá lugar el próximo lunes, 31 de mayo, a las 19:00, ante el centro de salud. El establecimiento sanitario se encuentra en el número 1 de la calle Totanes. “Ante la carencia de personal exigimos que se aumente el número de sanitarios para atender a todos los vecinos y vecinas, además de evitar la amenaza de cierre por las tardes”, puede leerse en la convocatoria de la protesta, que cuenta con el apoyo cerrado de la FRAVM, la Federación Vecinal, que agrupa a 290 asociaciones de 51 municipios de la Comunidad de Madrid.

Movilización contra el nuevo Plan de Atención Primaria de la Consejería de Sanidad

A la clamorosa falta actual de profesionales en el Centro de Salud Los Ángeles y en otros como Abrantes o los centros de salud de San Fernando de Henares, cuyos vecinos y vecinas llevan meses de movilizaciones, se suma ahora el autodenominado Plan de Mejora de la Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, que según CCOO supondrá el recorte de más de 2.000 empleos en los centros de salud y consultorios de la región, así como el cierre de numerosos establecimientos. Para hacer frente a este nuevo “ataque a la sanidad pública madrileña, que sin duda tendrá unas duras consecuencias en sus profesionales y pacientes”, las asociaciones vecinales de la FRAVM (entre ellas las convocantes de la concentración del lunes) mantuvieron ayer una asamblea virtual en la que decidieron impulsar, en las próximas semanas, una gran manifestación en la capital, así como apoyar las concentraciones ante los centros de salud que ya están en marcha.

“Según el nuevo plan de contingencia de la Comunidad de Madrid, nuestro centro de salud, el de Los Ángeles, será uno de los centros principales de referencia, y mucho nos tememos que deberá atender a los pacientes de la mayoría de centros de salud de Villaverde, que estarán cerrados. ¿Cómo lo piensan hacer, si ni siquiera tenemos médicos en horario de tarde? Es una auténtica barbaridad que esperemos que no se lleve a efecto”, indica Rafael Martín, presidente de la Asociación de Vecinos Arechavaleta.