La Asociación Vecinal Barrio de Zofío tiene bloqueadas sus cuentas bancarias por orden del Ayuntamiento de Madrid desde el pasado mes de mayo. La Junta Municipal de Usera le reclama una deuda de cerca de 23.000 euros por el supuesto impago de las facturas de la luz de las instalaciones deportivas que la entidad vecinal gestiona desde agosto de 2009 y en la que semanalmente practican deporte en torno a 700 usuarios, entre ellos los alumnos de la Escuela de Fútbol de Usera.

La asociación, que presentó un recurso contra esta medida a través del servicio de asesoría jurídica de la FRAVM, vive, por tanto, un delicada situación económica, por lo que ha puesto en marcha una campaña de crowfounding para recaudar los 8.000 euros que necesita para garantizar el desarrollo de sus actividades los próximos meses. “La deuda que figura con el Ayuntamiento les impide pedir subvenciones de ningún tipo”, subrayan, por lo que “hemos decidido buscar nuevas formas de autogestión y financiación colectivas para seguir en pie y reinventándonos”.

La Asociación Vecinal Zofío nació hace más de 30 años para exigir una vivienda digna en este barrio del distrito de Usera. Desde entonces, no ha parado en su lucha por mejorar las condiciones de vida del vecindario.

En estas tres décadas ha establecido alianzas de cooperación no solo con el resto de asociaciones del distrito, sino también con grupos de consumo,AMPA, asambleas de barrio, huertos urbanos, centros educativos, cooperativas, la sala de teatro Kubik Fabrik,con la biblioteca…

Hasta ahora, la entidad ha sobrevivido con pequeñas subvenciones municipales para el fomento de la participación, y eventos vecinales (festivales de música y danza, las fiestas populares del barrio), que han hecho posible la financiación de sus proyectos, actividades y gastos de mantenimiento del local, pero la multa le ha ocasionado un grave perjuicio. ¿Colaboramos?