Lo ha hecho tras verificar “diferencias entre el proyecto presentado y el desarrollo de la obra”, algo que ya había alertado la portavoz de Urbanismo y Vivienda del Grupo Municipal Socialista Mercedes González.

La empresa promotora poseía una licencia para instalar dos surtidores dobles y un depósito enterrado de 70.000 litros dividido en dos (50.000 litros de gasóleo y 20.000 de gasolina), pero estaba construyendo un depósito con tres vasos, “de 35.000, 25.000 y 5.000 litros”, según informó González. Además, la gasolinera se sitúa a 12,8 metros de las primeras viviendas, cuando la legislación establece que los surtidores de 70.000 litros han de mantener un distancia mínima con las edificaciones de 17 metros.

“No entendemos por qué han insistido en abrir la gasolinera en esa ubicación, al lado de las casas, cuando al final de la calle tienen todo el terreno que quieran para hacerlo”, sostiene Pablo Morena, presidente de la Asociación Vecinal Las Musas-Las Rosas, que ahora espera que el Ayuntamiento les entregue por escrito su decisión de paralizar el proyecto. “Esperemos que lo hagan porque sino vamos a movilizarnos”, advierte.

Otra de las cuestiones que alegan los vecinos y vecinas para insistir en la retirada de la gasolinera es que ninguna administración les informó sobre la ejecución del proyecto, saltándose normas como la Ley 7/1985, de 2 de abril, de Bases de Régimen Local y la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid. “En diciembre, una buena mañana, sin que supiéramos nada previamente, llegaron excavadoras y camiones y en 48 horas ya habían instalado los tres depósitos”, indica el portavoz vecinal. A partir de ese momento su asociación se puso en marcha y numerosos vecinos y vecinas presentaron quejas al Consistorio, pero los trabajos continuaron hasta hace unos días. “En el Ayuntamiento tenemos un problema de falta de comunicación entre el Área de Desarrollo Urbano Sostenible y la Junta de Distrito. Nuestra junta no tenía ni idea de nada, y a pesar de que la concejala ha hecho todo lo que ha podido la decisión estaba en manos del equipo de José Manuel Calvo. Menos mal que por fin ha frenado la gasolinera, y ahora esperamos que retire definitivamente el proyecto”, concluye Morena.