La subida media de las tarifas eléctricas aprobada por el Gobierno de Rodríguez Zapatero y que se comenzó a aplicar ayer, día 1 de julio, aumentará en 287 millones de euros los ingresos anuales regulados del sistema respecto a la subida aplicada desde el 1 de enero de este año, según el informe de la Comisión Nacional de Energía (CNE).El ‘tarifazo’ vuelve a penalizar a los millones de ciudadanos y ciudadanas y a castigar a las familias con menos recursos económicos. Francisco Caño, responsable de la comisión de Consumo de la FRAVM señala, al respecto, que ‘como tantas veces se nos engaña diciendo que la subida de la tarifa de la luz es de un 5.62 %. Lo cierto es que los usuarios van a ver incrementado su recibo mensual en un 8,34 % si tiene tarifa 2.0.3 y en un 8,48 % si la tarifa es 2.0.3 DHA. Esto quiere decir que las clases medias, ya sean sus niveles de renta bajos o medios y los pensionistas van a tener que soportar una subida desmesurada en favor de la grandes industrias, cuyo margen de beneficio será del 4,7%. Además se establece una `tarifa social’ a la que, de ninguna forma, pueden acceder los usuarios que utilicen la electricidad para alimentar el sistema de calefacción, por verse obligados a contratar una potencia superior a los 3Kw’. En todo caso, advierte, ‘esto es tan sólo el principio de un proceso que ha de llevarnos a la liberalización total del sector y que, paradójicamente, se está realizando al amparo de un gobierno progresista que debería mostrar un mayor compromiso con los sectores de población más desfavorecidos’.