“Que se proceda a dar cumplimiento del contenido del Protocolo de Colaboración sobre el cumplimiento del Plan Vallecas entre la Comunidad de Madrid y la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) suscrito el 2 de agosto de 2006, y en consecuencia, se entreguen las cantidades previstas en el ANEXO del mismo como subvención sin contraprestación a las asociaciones beneficiarias”.

Con estas palabras insta el Defensor del Pueblo al Gobierno regional a que pague a las asociaciones vecinales Los Pinos de San Agustín, Vecinal Madrid Sur y Norte de Albufera los 135.000 euros que las entidades invirtieron en la puesta en marcha de tres Centros de Acceso Público a Internet (CAPI) en virtud del Plan Especial de Inversiones de Vallecas que la FRAVM firmó con el Gobierno regional en 2006. Durante el tiempo que estuvieron abiertos al público, los tres CAPI ofrecieron acceso gratuito a internet, cursos de informática, ofimática y navegación a una media de 800 a 900 personas al mes.

El impago, por parte del Gobierno regional, de la cantidad comprometida, ha dejado a las tres asociaciones vecinales al borde de la quiebra ya que, a los 135.000 euros invertidos en la puesta en marcha de los CAPI, han tenido que pagar 18.000 euros en concepto de intereses.

‘Aunque la recomendación del Defensor del Pueblo no zanja definitivamente el contencioso -apuntan desde la Coordinadora de Vallecas-, no deja de ser un primer paso importante’.