Tras varios años de lucha y la presentación de 13.000 firmas pidiendo la llegada del metro a la Fortuna de Leganés, la Comunidad de Madrid anunció la prolongación de la línea 11 hasta el barrio para lo cual construiría un nuevo túnel de 3 kilómetros que cruzará bajo tierra la M-40 y la M-45 y permitiría la conexión de la línea 11 con la C-5 de Cercanías Renfe en Cuatro Vientos.

Parecía que con este proyecto la lucha vecinal había terminado. Sin embargo, unas declaraciones de responsables de la consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid retrasando el inicio de las obras de la ampliación de la línea 11 hasta el próximo mes de marzo ha vuelto a hacer saltar las alarmas de las asociaciones de vecinos de Nueva Fortuna, San Nicasio y Zarzaquemada de Leganés. Las entidades, que forman parte de la Coordinadora en Defensa del Metro para la Fortuna denuncian que a principios de 2006 “Esperanza Aguirre, en su visita al barrio acompañada de un grupo de militantes del PP de y un `dirigente vecinal local´ se comprometió a iniciar las obras del metro antes del finalizar el año. Los hechos demuestran que aquella visita era fruto de la presión vecinal que exigía con actos en la calle organizados por esta plataforma el comienzo de las obras. Esperanza Aguirre ya nos tiene acostumbrados a este tipo de actos propagandísticos en los que no se pone ni colorada por mentir una y otra vez con tal de engañar a la población y asegurar el voto. Ahora es el momento de repetir esa escena teatral con cortejo incluido en la que dé la cara y explique los motivos de este retraso”.

Los representantes vecinales denuncian, asimismo, que de las dos salidas de metro previstas (una en el parque Serafín Antón y otra en el centro comercial M40), finalmente sólo van a construir una, la del parque.

Por todo ello, la Coordinadora en Defensa del metro para la Fortuna anuncia su intención de iniciar un plan de movilizaciones a primeros de año para poner de manifiesto “el engaño al que continuamente nos somete Esperanza Aguirre y su Gobierno, y exigir el inmediato cumplimiento de sus compromisos, así como conseguir que el metro sea el medio de transporte por el cual los vecinos de la Fortuna se puedan desplazar a Madrid y a Leganés.