El barrio de Begoña, situado en el distrito de Fuencarral es, a juicio de la asociación vecinal, un modelo de cómo no debe ser un barrio: aislado del resto de la ciudad por agresivas infraestructuras cuyas consecuencias deben soportar (ruido, contaminación…); infradotada de equipamientos culturales y sociales de carácter público; atravesado de calles sucias sembradas de baches; con escasa actividad comercial y una población envejecida obligada a vivir en unos edificios sin ascensor… Un barrio, en definitiva, abandonado por una administración local que no invierte lo suficiente en la “periferia”.

La asociación, sin embargo, convencida de que sus vecinas y vecinos son capaces de convertir los problemas en oportunidades, ha puesto en marcha, en colaboración con la asociación universitaria Paisaje Transversal, una original iniciativa para emprender una reconstrucción del barrio en clave propositiva para hacer frente al “inmovilismo” de la administración.

Para ello, ambas entidades recogerán los recuerdos y deseos de los vecinos referidos a su barrio. Recuerdos sobre cómo era el barrio antes; dónde jugaban; dónde se celebraban las fiestas; qué lugares les traen buenos o malos recuerdos; qué espacios han cambiado y lo que echan de menos… y deseos referidos a cómo les gustaría que fuese esta o aquella calle; qué les gustaría que hubiese en unau otra plaza; qué servicio público consideran urgente que construyan en el barrio….

A tal efecto, Paisaje Transversal ha elaborado dos cuestionarios que pondrán a disposición de las vecinas y vecinos a partir de mañana a las 19h30. Representantes de ambas asociaciones se darán cita en la plazuela de Marcos de Orueta, junto al parque infantil, para iniciar la recogida de información. Desde allí, recorrerán las calles próximas para recoger unos recuerdos y deseos con los que se construirá el barrio de sus sueños.