La concejala de las Artes, Alicia Moreno, informó a los representantes de la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto, con los que se reunió ayer por la tarde, de que el Ayuntamiento trasladará el personal y los fondos de la biblioteca municipal Eugenia de Montijo, situada en la casa de cultura García Lorca, a la nueva biblioteca de “La Chata”, en Carabanchel Bajo. El traslado supone en la práctica el cierre de la única biblioteca de la que disponen los 28.000 vecinos de Carabanchel Alto, una población que alcanzará los 40.000 una vez se termine de desarrollar el Plan de Actuación Urbanística.

Alicia Moreno explicó que, lamentándolo mucho, su concejalía es incapaz de proporcionar los “cinco o seis” funcionarios necesarios para mantener la biblioteca. Según las previsiones del Ayuntamiento, la biblioteca quedará reducida a una simple sala de lectura que, sin embargo, sí contará con un servicio de vigilantes de seguridad. Los vecinos de la A.V. Carabanchel Alto no se explican “la imprevisión del Ayuntamiento, que construye bibliotecas sin contar con las necesidades de personal, de manera que cierra unas bibliotecas para poder abrir otras”.

El perjuicio del cierre de esta biblioteca se agrava por el retraso en la construcción, por parte de la Comunidad de Madrid, de la biblioteca prometida en el programa electoral del Partido Popular para esta legislatura, y cuyas obras no comenzarán hasta 2006, de manera que la inauguración podría demorarse hasta finales de 2008 o 2009.

Los vecinos reclaman a Esperanza Aguirre que cumpla, al menos, el compromiso público que adquirió con ellos el pasado 27 de abril ante el concejal del distrito, Carlos Izquierdo, y los medios de comunicación, de dotar con el personal y los fondos necesarios a la biblioteca municipal Eugenia de Montijo, los mismos que el Ayuntamiento pretende retirar. De este modo la biblioteca municipal podría mantenerse en funcionamiento al menos hasta que la Comunidad inaugure la suya.

La A.V. de Carabanchel Alto se mantiene firme en el objetivo de que la biblioteca Eugenia de Montijo permanezca abierta con todos sus servicios, un reivindicación, por otra parte, que la presidenta Aguirre calificó de “ejemplar”-. Con este fin, la asociación ha iniciado una recogida de firmas entre los vecinos para reclamar que la biblioteca se mantenga abierta y anuncia próximas movilizaciones hasta lograr la reapertura de todos sus servicios.