Respecto al segundo punto de la convocatoria, que reclamaba la creación inmediata de dos parking subterráneos, los representantes vecinales informaron a los participantes que ‘debido fundamentalmente a la falta de voluntad politica y sobre todo a la falta de medios económicos, el Ayuntamiento de Madrid no tiene una fecha para el inicio de las obras, y lo que es aún más grave, no dice cuándo la tendrá’. La ausencia de los aparcamientos subterráneos imposibilita la finalización de las obras en al menos 1 km de longitud.Los presentes también pudieron comprobar con sus propios ojos que las zonas de jardineria teóricamente acabadas se encuentran en un estado deplorable, completamente abandonadas, fruto de un mantenimiento casi inexistente.La manifestación concluyó con la lectura de un manifiesto en el que los vecinos y vecinas reclamaron ‘la correcta finalización de la vía verde’. ‘Son ya cerca de 20 años, los que los vecinos de la Alameda de Osuna venimos luchando por la creación de una Vía Verde a lo largo de los terrenos del antiguo ferrocarril que transportaba el queroseno al Aeropuerto’, indica el documento, que continúa: ‘En 20 años de alegaciones, manifestaciones, recogidas de firmas, negociaciones con el Ayuntamiento, etcétera, hemos logrado avanzar en el proyecto y evitar despropósitos, como cuando, en 1998, deseaban convertir la Vía Verde en una vía rápida de comunicación (Aeropuerto hasta la M40, con un monstruoso puente que sobrevolaba la A2). En todo este tiempo AFAO, ha dejado nítidamente claro, que lo que los vecinos desean es un lugar de esparcimiento, cómodo, diáfano, que vertebre el barrio, sirviendo de punto de unión y encuentro y donde el color que predominase no fuese el negro del asfalto, sino el verde de los árboles. Un mínimo raciocinio económico y el más elemental respeto a la tranquilidad de los vecinos, aconsejaba que las tres obras que afectaban a los terrenos de la Vía Verde (es decir, Metro, Vía Verde y aparcamientos subterráneos) se ejecutasen al unísono. Desgraciadamente, ésto no ha sido así y ahora nos encontramos con que en dos amplias zonas (de aproximadamente 1km de longitud) reservadas para los parkings subterráneos, no se ha hecho nada. El punto anterior es muy peligroso pues, en dicha zona, se obliga a transitar a peatones y ciclistas por un mismo espacio reducido pero, lo que es aun más grave: el ayuntamiento no informa si esta insostenible y anacrónica situación durara 1 ó 10 años’, se preguntan los vecinos.