El pasado mes de enero, Ecologistas en Acción daba a conocer su informe anual sobre la calidad del aire en la Comunidad de Madrid. Un año más, los datos referidos al nivel de partículas en suspensión se ensañan con especial crudeza con Coslada. En 2008 el municipio presentó una media anual de 48 ?g/m3, siendo el límite legal máximo de 40 ?g/m3.

Tomás Arcos, portavoz de la Federación Local de Asociaciones de Vecinos de Coslada lamenta la actitud de las administraciones que, “no sólo no hacen absolutamente nada para solucionar este problema, sino que, de forma continuada, ocultan información para perjuicio de los ciudadanos. Nuestros vecinos deben saber que en Coslada superamos los límites legales establecidos más de 50 días al año y que las partículas en suspensión y el dióxido de nitrógeno que respiramos tienen graves efectos sobre la salud, pudiendo llegar a reducir la esperanza de vida entre varios meses y dos años”. “Estas sustancias -añade- provienen en su mayoría de la combustión de gasolinas y gasóleos. Sin duda, la actividad al aeropuerto de Barajas y el excesivo volumen de tráfico de automóviles y camiones que soporta nuestra ciudad explican el incremento anual de la polución”.

Por todo ello, la Federación Local de Asociaciones de Vecinos pide al Ayuntamiento de la localidad que ponga en marcha cuantas medidas sean necesarias para asegurar que los niveles de contaminación no sobrepasen los límites máximos establecidos para garantizar la salud de la población y propone, entre otras, que el Consistorio publique un bando cada vez que se sobrepasen los límites permitidos señalando las fechas y los niveles de superación detectados; que prohíba la circulación de camiones en el casco urbano y que reduzca, de forma efectiva, el límite de velocidad para todos los vehículos a fin de reducir las emisiones contaminantes producidas por los coches. La Coordinadora insiste, asimismo, en pedir la paralización de la construcción de un centro de El Corte Inglés en la ciudad “por el aumento del tráfico que va a suponer”.

Además, las entidades vecinales emplazan al Ayuntamiento a que incremente el número y la extensión de zonas verdes en la localidad y que repueble las existentes, al objeto de “crear una auténtica `pantalla verde’ entre la zona residencial y el resto de la ciudad que servirá para mitigar el alcance de la contaminación”. Por último, piden al equipo de Gobierno municipal que haga las gestiones oportunas para que la consejería de Sanidad contrate más facultativos en el hospital del Henares, “ya los días en los que se sobrepasa los máximo permitidos sigue aumentando y, con ellos, el riesgo de enfermedades de la población del entorno”.