El Canal de Isabel II ha hecho caso omiso a la orden de paralización de las obras de construcción de un campo de golf en la parcela ubicada sobre el depósito del Canal de Islas Filipinas dictada el pasado 16 de octubre. Es más. Las entidades ciudadanas denuncian que “se está construyendo mucho más deprisa; se han destruido árboles. En definitiva, se ha destruido el entorno. La construcción no tiene licencia, ni aprobación del Plan General”.

Desde la concentración celebrada el pasado mes de diciembre, las entidades ciudadanas han puesto denuncias, han hecho reclamaciones, han entregado unas 3.000 firmas en el Ayuntamiento y participaron en el pleno de la Junta Municipal del 28 de diciembre para “declarar lo inocentes que fuimos al creernos lo del parque”. En este momento, anuncian, se están recogiendo reclamaciones al alcalde para que haga cumplir la paralización de la obra que sus técnicos dictaminaron.

Este viernes 19 de enero vuelven a manifestarse para denunciar públicamente que:

1. La obra es ilegal. Están construyendo sin licencia porque no pueden obtenerla ya que el proyecto es contrario al Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, que no permite construir encima de un depósito de agua estructuras tales como torres, vestuarios, tiendas y cafeterías, como pretende.

2. Las instalaciones serán de gestión privada y cobrarán por su uso. “Aunque el concejal del distrito ha dicho que no van a cobrar por entrar al parque, en el pliego de condiciones del concurso se permite el cobro y, desde luego, los equipos que juegan en el campo de fútbol de canal se quedarán en la calle si no pagan”, señalan.

3. ¡Golf, en el centro no, gracias! Las pelotas de golf que se escapen pueden provocar accidentes. Chamberí no es sitio para poner un campo de golf.

4. Las instalaciones proyectadas no son para todos. Las vecinas y vecinos no podrán jugar al golf si no están federados.

5. Stop especulación. La destrucción de un campo de fútbol para crear viviendas de lujo es una pérdida irreparable de espacio público.

Durante la manifestación los asistentes forrarán las vallas con papel de estraza y colgarán dibujos hechos por los niños. Asimismo, en el sitio restante, “quedará sitio para que cada cual exprese cómo quiere que sea el parque. Después –añaden- iremos hasta las oficinas del Canal, en Santa Engracia, en manifestación, para entregar un escrito exigiendo el cumplimiento de la orden de paralización, de la que adjuntaremos una copia, para que no digan que no la han visto”.