El campo de golf que Esperanza Aguirre estrenó en marzo de 2007 en los depósitos del Canal de Isabel II situados en pleno corazón del barrio de Chamberí es ilegal. Así lo establece una sentencia del Tribunal Supremo de fecha 12 de diciembre de 2012 contra la cual no cabe recurso. La sala de lo contencioso-administrativo del alto tribunal, presidida por Jesús Ernesto Peces Morales, acordó desestimar el recurso de casación interpuesto por la Comunidad de Madrid contra la sentencia pronunciada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) el 21 de enero de 2010 que daba la razón a la Asociación Vecinal El Organillo de Chamberí en su denuncia de que el Ejecutivo autonómico quiso saltarse le negativa del Ayuntamiento de la capital a conceder la licencia para construir el campo de golf y tres pabellones recurriendo al subterfugio de declarar el proyecto de interés general sin aportar las motivaciones que a las que la legislación vigente obliga. La asociación y la http://www.parquesienchamberi.org/obtenían así la recompensa a siete años de intensas movilizaciones para exigir la construcción de un parque en los terrenos del Canal. Una reivindicación más que legítima si consideramos que Chamberí es el distrito de la capital “menos verde”: solo cuenta con 1,2 metros cuadrados de zonas verdes por habitante frente a los 162,8 de Moncloa-Aravaca, una cifra muy inferior incluso a la media de la capital (22,8).

De hecho, la reivindicación coincide con los planes iniciales tanto del Ayuntamiento como de la empresa pública, ya que según el convenio urbanístico suscrito en el año 2002 por el Canal de Isabel II (CYII) y el Ayuntamiento de Madrid en las personas del entonces presidente Alberto Ruiz Gallardón y el alcalde J.M. Álvarez del Manzano para el aprovechamiento mutuo de terrenos (teatros del Canal, viviendas en la zona deportiva de la calle Pablo Iglesias, oficinas en depósito número 1 de la calle Santa Engracia, Plaza de Castilla…), el CYII presentó al Ayuntamiento un proyecto de rehabilitación de la cubierta del depósito número 3 del Canal que permite su uso público. El Ayuntamiento aprobó la propuesta en el año 2003 y anunció a bombo y platillo la construcción de un parque público mediante la instalación de grandes carteles en las esquinas del referido depósito.

Ya en 2004, la recién estrenada presidenta regional, Esperanza Aguirre, desveló sus planes para este privilegiado espacio: un recinto inaccesible de campo de tiro de golf con vallas y torres metálicas. Varias inspecciones del Ayuntamiento señalaron que las obras no respetaban el proyecto aprobado. El CYII desoyó las insistentes peticiones del Consistorio hasta que un informe de o y la propiedad se confrontan por ese motivo, hasta que el 16 de octubre de 2006 un informe de la Comisión Institucional de Patrimonio Histórico Artístico y Natural (CIPHAM) ordenó suspender las obras.

El Gobierno regional no tardó en soslayar la orden declarando las obras de especial interés general por decreto del Consejo de Gobierno el 18 de enero de 2007. Apenas dos meses después, Esperanza Aguirre inauguraba el campo de golf “por la puerta de atrás” ante la masiva afluencia de vecinas y vecinos que se oponían al expolio del patrimonio público perpetrado.

Tras tres años de litigios, el más alto tribunal da la razón a la asociación y a la plataforma, que reclaman el desmantelamiento del campo de tiro de golf y sus instalaciones, y que el espacio recuperado se convierta en todo parque público, una petición que la FRAVM ha incluido en sus sugerencias al preavance de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM).

La asociación El Organillo, la plataforma Parque Sí en Chamberí, PSOE e IU participarán en el pleno del distrito para trasladar al Consistorio, una vez más, su reivindicación. A las 17h, las vecinas y vecinos están invitados a participar en una concentración en la plaza de Chamberí, de donde partirá una manifestación que recorrerá las calles del barrio por Bilbao, Quevedo y Vallehermoso hasta el parque  de Santander.