Cientos de vecinas y vecinos de Leganés se dieron cita a las 19.30h de la tarde de ayer en la plaza de La Fortuna para secundar la manifestación convocada por la Federación Local de Asociaciones Vecinales con el objeto de denunciar, por enésima vez, la clausura de las urgencias del centro de salud Marie Curie, programada por la consejería de Sanidad para el próximo 1 de octubre debido a su ‘poco uso’.

La federación vecinal recuerda que el centro sanitario presta servicio a cerca de 17.000 personas, de las cuales el 70% tienen más de 65 años. De suspender el servicio, todas ellas se verán obligadas a trasladarse al hospital Severo Ochoa, situado a 6 kilómetros de distancia del barrio.

La movilización sirvió, asimismo, para anunciar el cese de la huelga de hambre que el vecino Lucrecio Teba está protagonizando desde del pasado 3 de septiembre para llamar la atención sobre la gravedad de las consecuencias de la medida anunciada por la consejería de Sanidad, que afecta asimismo a otros centros de atención primaria de Doctor Esquerdo y Barajas, en Madrid y de Aranjuez durante los días laborables. Teba anunció que quiere así dar una oportunidad al presidente en funciones, Ignacio González, para que revoque la decisión y mantenga abiertas las urgencias de La Fortuna. De lo contrario, advirtieron los portavoces de la federación vecinal, no descartan trasladar la denuncia a Bruselas.