La mayoría de los partidos políticos con representación parlamentaria se comprometieron a derogar la controvertida Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) si se daban las condiciones en el futuro parlamento. Los resultados de las elecciones generales del 20-D han hecho posible la configuración de esa mayoría real en el Congreso.

La aplicación de la LOMCE, también denominada “Ley Wert” por el ministro que la impulsó, así como sus desarrollos formativos de carácter básico, han convertido los recortes educativos de los últimos años en medidas estructurales, lo que ha contribuido a un deterioro de la calidad de nuestra enseñanza nunca visto. Por eso, según las organizaciones convocantes de la manifestación de mañana, entre las que se encuentran los sindicatos CGT, CCOO y el Sindicato de Estudiantes, numerosas plataformas locales en defensa de la escuela pública, Ecologistas en Acción, la FRAVM y los Movimientos de Renovación Pedagógica, “es preciso que la nueva mayoría parlamentaria sitúe realmente a la educación en la prioridad que le corresponde, recuperando y mejorando la inversión en educación que el PP ha propuesto a Bruselas y que representa una drástica reducción (hasta el 3,7% del PIB para 2018)”. En el plano sindical, esta situación hace inviable en la práctica el objetivo irrenunciable de la reversión de los recortes y la recuperación del empleo y de las condiciones laborales y retributivas. Pero, además, hace imposible cualquier acuerdo sobre nuevas condiciones de trabajo del profesorado. “Tales previsiones suponen el certificado de defunción que el gobierno del PP firmó para la escuela pública”,sostienen las Juntas de Personal docente de las enseñanzas no universitarias de la Comunidad de Madrid. Por estas razones, entre otras, es necesaria la derogación de la LOMCE.

Las citadas Juntas recuerdan que el Ejecutivo del Partido Popular ha agotado su legislatura incumpliendo su compromiso de gobierno anunciado en las Cortes en 2012 de negociar con los sindicatos un ‘estatuto docente’. De este modo, el Ministerio de Educación ha desperdiciado una gran oportunidad para acordar la regulación de las condiciones de trabajo del profesorado. “El deterioro de la calidad de la educación no ha sido mayor gracias al esfuerzo y al compromiso de los profesionales que trabajamos en el sistema educativo. De nada sirve que a última hora el MECD haya llevado a cabo golpes de efecto electoralista para intentar maquillar la desastrosa política llevada a cabo durante estos años”, indican los sindicatos.

Sindicatos y organizaciones sociales insisten en que antes de poner sobre la mesa cualquier nueva propuesta es necesaria la derogación de la LOMCE, la reversión de los recortes para garantizar un plan de empleo que supere las limitaciones en la tasa de reposición, la reducción de las ratios, mejoras en las sustituciones, salarios, jornada, permisos, enfermedad, así como la reposición de los derechos colectivos del profesorado que también fueron suprimidos en 2012.

Por eso, con objeto de defender uno de los pilares de nuestro sistema democrático, la educación pública, y que esta sea universal y de calidad, los colectivos sociales llaman a salir a la calle mañana miércoles a las 18:00 ante la sede de Las Cortes.