Lo ha hecho a través de un recurso contencioso administrativo contra los actos que han permitido y permiten el trasiego diario de los residuos de los municipios del Henares al Parque Tecnológico. De esta manera, la federación da el paso que anunció hace unas semanas y que, tal y como puede comprobarse en el escrito presentado ante el juzgado, se sustenta en poderosos argumentos jurídicos.

Según el abogado de la federación vecinal, Raúl Maíllo, las únicas resoluciones administrativas que avalan el traslado de los residuos han sido firmadas por una persona que no es competente para ello, la directora gerente del Parque Tecnológico de Valdemingómez (PTV). El 27 de diciembre de 2019 la responsable del complejo cursó una serie de autorizaciones “sin que se haya producido resolución administrativa alguna, ni por la Comunidad de Madrid, ni por el Ayuntamiento de Madrid, respecto de dicha cuestión, ni suscribirse convenio alguno”. Es más, para hacerlo, la directora “genera un supuesto informe técnico para autoavalarse sus decisiones administrativas”, informe que no puede considerarse válido ya que “las propias conclusiones del mismo están sometidas a las supuestas exigencias a incluir en un supuesto convenio, que se supone previo”, pero que por ahora no existe. Como todo el mundo sabe, la Mancomunidad del Este y el Ayuntamiento de Madrid negocian en estos momentos los extremos de ese convenio, un documento clave que, evidentemente, aún no han firmado.

Las autorizaciones de la dirección de Valdemingómez tampoco están amparadas por una hipotética emergencia sanitaria. “No nos consta declaración alguna de emergencia sanitaria, ni situación alguna que no haya sido previamente generada, no pudiendo las administraciones autosituarse en una supuesta situación de preemergencia que se ha generado y producido a lo largo de años, así como, a lo largo de los últimos meses”, puede leerse en el recurso.

Por lo demás, la llegada de las más de 200.000 toneladas anuales de residuos que hasta ahora se depositaban en el vertedero de Alcalá de Henares chocan de manera frontal con el Plan Regional 2017-2024 de gestión de residuos domésticos y comerciales de la Comunidad de Madrid, con la Estrategia de Residuos de la Ciudad de Madrid 2018-2022 y con los propios planes y acuerdos del PTV “en materias de capacidad de tratamiento, cuantías de vertidos, olores y costes”. Valdemingómez está absorbiendo un volumen de detritus para lo que no está preparado.

“Resulta sorprendente y carente de lógica ni de argumentación jurídica alguna, que lo que supuestamente estaría amparado para el PTV, contrario a la propia normativa de residuos de la Ciudad de Madrid, que requiere la separación y el pretratamiento de los residuos, pueda ser modificado recibiendo residuos de la Mancomunidad del Este, sin pretratar, sin separar, y especialmente sin fracción de bioresiduo”, que es como está llegando a Valdemingómez la basura del Henares.

Por si esto fuera poco, el trasiego de camiones se está produciendo “con la ausencia de informes y documentos que se tienen que haber realizado”, como un “informe económico, informe medioambiental, informe sobre valoración de eficiencia energética” y una “memoria económica”. Resulta paradójico que las autorizaciones impugnadas por la FRAVM carezcan de “evaluación estratégica ambiental”, que es precisamente el argumento que ha usado la Comunidad de Madrid para recurrir la Estrategia de Residuos de la Ciudad de Madrid 2018-2022.

Tras presentar el recurso, el presidente de la FRAVM, Quique Villalobos, ha comparecido ante los medios de comunicación a las puertas de los Juzgados de lo Contencioso Administrativo de Madrid situados en el número 19 de la calle Gran Vía. En su intervención ha abundado en otros argumentos que aparecen en el recurso y que las gentes de Villa de Vallecas y otras zonas próximas a Valdemingómez llevan meses repitiendo. “Las actuaciones desarrolladas conllevan revertir las medidas de reducción de olores llevadas a cabo previamente y aprobadas, especialmente aquellas relacionadas con la reducción del vertido de materia orgánica a vertedero, de la desgasificación, incremento del compostaje o de la recogida selectiva de bioresiduos”. Por ende, “conllevan seguir ahondando en el impacto epidemiológico y de salud sobre las poblaciones cercanas, en lugar de reequilibrar la situación de éstas, con el impacto tanto medioambiental como de salud de dicha actuación, destacando la cantidad de dioxinas y furanos (sustancias bioacumulativas y carcinógenas) presentes en el entorno del PTV, en particular, en el Ensanche de Vallecas, que triplican las de la calle Montesa del Distrito Salamanca, según prueba el último estudio epidemiológico realizado por el propio Ayuntamiento de Madrid sobre el impacto en la salud de la Incineradora del PTV, y que va a incrementar la afectación al vecindario de las poblaciones cercanas”, recoge el texto del recurso.

Finalmente, el abogado de la federación recuerda en este documento que el pleno del Ayuntamiento de Madrid “ha rechazado por tres veces que el PTV admitiera el tratamiento de los residuos de la Mancomunidad, en fechas 20 de diciembre de 2018, 30 de octubre de 2019 y 10 de enero de 2020, no existiendo decisión alguna de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, que ampare las decisiones de la directora gerente del PTV”.

Por todo lo anterior, la FRAVM reclama la aplicación de medidas cautelares que sirvan para paralizar el envío diario de la basura de los municipios del Henares a Vallecas, tal y como reclamaron el pasado domingo más de un millar de personas ante el Palacio de Cibeles en una concentración que fue convocada por los colectivos vecinales de Vallecas Villa.