Ante una amplia representación de las asociaciones vecinales del distrito, Inés Sabanés, delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, y Esther Gómez, concejala de Carabanchel, inauguraron la nueva zona verde, que por fin estaba lista tras meses de trabajos. Antes, y durante años, allí solo existía un solar abandonado, siempre lleno de basura y matorrales y, sobrevolándolo, una demanda ciudadana: su transformación en una plaza pública. Por eso el acto del domingo tuvo carácter de fiesta y celebración para la vecindad, que había sido convocada por la AV General Ricardos para participar en el evento con el lema “¡Lo conseguimos! Disfrútalo y cuídalo”. Además de los discursos de los representantes políticos y vecinales, los asistentes pudieron disfrutar de un concierto de tambores y de un cuenta cuentos en homenaje a Gloria Fuertes.

Esa misma mañana, minutos antes del acto de inauguración, delegados de la Coordinadora de Asociaciones de Carabanchel se reunieron con representantes de los cuatro grupos políticos de la Junta de Distrito para trasladarles la propuesta de que el nuevo parque pase a denominarse “Plaza” o “Parque de las Asociaciones” en reconocimiento al importante papel del movimiento asociativo en la construcción y mejora del distrito. La petición fue muy bien recibida por los responsables políticos, y será debatida y votada próximamente en el pleno de la Junta de Carabanchel.

El Consistorio incluyó en 2010 en el Plan Especial de Inversión del distrito la transformación de la parcela abandonada de Blasa Pérez en una plaza de uso público con un aparcamiento subterráneo. “Como no se hacía ni una cosa ni la otra por falta de presupuesto, la Coordinadora de Asociaciones de Carabanchel insistió en que ejecutase únicamente un parque, cosa que por fin hemos logrado”, indicó Gabriel Lozano, portavoz de la red vecinal.