En una sentencia con fecha del pasado 9 de abril, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo n.º 34 de Madrid declara nula la subida aplicada al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de un demandante ya que el Consistorio no notificó de modo individual su liquidación. “Como el propio Ayuntamiento ha reconocido en el expediente administrativo, no ha existido esa notificación individual de la liquidación, sino colectiva, que, conforme a lo expuesto, no es conforme a Derecho, por haberse variado las bases esenciales de la liquidación”, sostiene el magistrado que firma la resolución judicial. “Sólo se puede recurrir a esta forma de notificación si la liquidación resultante se mantiene invariable en sus elementos esenciales, esto es, cuando resulta igual que la que se venía practicando hasta ese momento”, aclara el juez. Y en este caso, el Ayuntamiento aplicó la liquidación modificando un tipo esencial del tributo, según lo establecido en la Ley General Tributaria, además de no cumplir con “la obligación de notificarlo y ponerlo en conocimiento del interesado”. La sentencia es firme y sobre ella no cabe recurso.

El Gobierno local adoptó el acuerdo de subida del IBI “sabedor de las dificultades de que todos y cada uno de los ciudadanos pudieran acudir a la jurisdicción contencioso-administrativo para impugnar las liquidaciones del IBI”, sostiene la federación vecinal, que entiende que si la liquidación se ha declarado nula para una persona, “debe ser nula para toda la ciudadanía”. Por ello, exige la devolución de lo cobrado de más, lo que supuso la subida del 13%.

“Entendemos que esta sentencia viene a darnos la razón, ya que la subida era injusta y el procedimiento para aplicarla vulneraba los derechos de los contribuyentes. A partir de ahora estudiaremos cómo hacer efectiva nuestra exigencia una vez que nos ha dado la razón la justicia”, anuncia la federación vecinal, que en su día impulsó diversos actos de protesta contra el incremento del IBI.