El Ayuntamiento arrasó con el Memorial del Cementerio del Este el pasado noviembre y con ello se arrancaron cerca de 3000 nombres de víctimas. Pareciera que se intenta con ello borrar de la Historia a quienes lucharon por la democracia. Otra humillación, otra revictimización.

Quique Villalobos durante el acto

La Plataforma en Defensa del Memorial organizó el pasado jueves una concentración frente al Ayuntamiento de Madrid, con el lema “Almeida quiere borrar sus nombres en la Historia”.

En el acto se reclamó la restitución del Memorial y que se repongan las losas con los 2936 nombres que recordaban y homenajeaban a víctimas de la dictadura franquista.

Quique Villalobos, presidente de la FRAVM, que intervino en el acto, considera que una ciudad democrática como Madrid no puede negarle un homenaje a quienes dieron su vida por la democracia.

Son muchos los motivos para reponer las placas y, como sostiene Quique Villalobos, resulta increíble que en 2022 haya que estar defendiendo a quienes defendieron la libertad.