Los vecinos y vecinas de Vallecas, que llevan diez años sufriendo los malos olores y las emisiones contaminantes del parque tecnológico, no están dispuestos a aceptar más residuos, máxime cuando el Ayuntamiento de Alcalá de Henares y la Comunidad de Madrid no han hecho nada en estos últimos tres años para buscar una solución a la saturación del vertedero de esta localidad.

“La Comunidad de Madrid quiere echar un pulso al barrio acusándonos de insolidarios por negarnos a admitir todos los residuos de la Mancomunidad del Este. Como ya hemos explicado, negarnos a recibir más de 200.000 toneladas anuales, nada tiene que ver con la solidaridad y sí con querer mantener la hoja de ruta conseguida después de muchos años de lucha para acabar con los olores y la incineración”, indica en una nota la Asociación Vecinal PAU del Ensanche de Vallecas, que tiene previsto celebrar la asamblea monográfica a las 11:30 en su sede, sita en la calle Baños de Valdearados, 15.

La entidad dispone de un grupo de trabajo sobre la problemática que ahora pretende ampliar para organizar una resistencia a la propuesta de la Comunidad de Madrid lo más amplia y eficiente posible.

“Tal y como conseguimos la hoja de ruta para el fin de la incineradora, la paralización de la construcción de una central térmica, el plan de remodelación del parque de la Gavia, entre otros logros, vamos a conseguir que sus amenazas no se cumplan desde la unión y la lucha organizada”, asegura el colectivo barrial.

“Cualquiera puede unirse a la asamblea del sábado y al grupo de trabajo donde pensamos, pueden ser especialmente útiles perfiles como periodistas, diseñadores y especialistas en entorno digital”, sostiene la asociación vecinal, antes de concluir con esta invitación: “únete a la resistencia para que no puedan llevar a cabo sus amenazas. Os esperamos”.