Las obras, que avanzan ya debajo de la avenida Marqués de Corbera, son las únicas del actual plan de ampliación de Metro que no se están haciendo con tuneladoras. De los 1.600 metros de ampliación, 1.100 corresponden al túnel que conecta la estación de Ventas hasta la nueva parada en la confluencia de las calles Santa Prisca y Marqués de Corbera.

El pasado miércoles 11 de mayo, miembros de la asociación de vecinos del barrio visitaron las obras junto con la consejera de Transportes, Mª Dolores de Cospedal, recordando las tres décadas de incansable lucha para conseguir una mejor conexión con la red de transporte público de Madrid y a los vecinos que participaron en ella.