Después de dos movilizaciones protagonizadas por el vecindario de Vallecas, ayer le tocó el turno a Tetuán, el segundo distrito más perjudicado por el próximo cierre de la Línea 1 de Metro. Convocadas por las asociaciones vecinales La Solidaridad de Cuatro Caminos-Tetuán y Ventilla-Almenara, la organización de migrantes FERINE, el 15M, la Plataforma contra el Racismo y la Xenofobia, las Marchas de la Dignidad y los grupos políticos PCE, IU, Ahora Madrid, Podemos y PSOE, varios cientos de personas recorrieron la distancia que separa la Junta Municipal de Distrito de la Glorieta de Cuatro Caminos. La concejala presidenta de Tetuán, Monserrat Galcerán, tomó parte de la protesta, junto a otros representantes políticos.

“La Línea 1 del Metro es la columna vertebral del Distrito de Tetuán. No dudamos de la necesidad de hacer obras de conservación en un ferrocarril que llegó a Cuatro Caminos hace casi cien años. Sin embargo, durante los últimos tiempos la Comunidad de Madrid se ha embarcado en un programa de inversiones y ampliaciones electoralista, olvidando las tareas de conservación. Las reparaciones no se inauguran, no captan votos, por lo que nunca interesaron al Gobierno regional. Como consecuencia de esta política, ahora y a toda prisa, la Comunidad de Madrid de forma unilateral prepara un cierre de casi todo el trazado de la Línea 1 de forma simultánea”. De esta forma comienza un comunicado que las entidades promotoras del acto repartieron ayer. Para aquellas, “las molestias ocasionadas y las necesidades de la ciudadanía tienen que ser lo prioritario a la hora de plantear las intervenciones, y un cierre tan prolongado de la vía básica de transporte va a colapsar nuestro distrito”.

Por eso, en sintonía con la Plataforma en Defensa de la Línea 1 de Vallecas y la FRAVM, los colectivos de Tetuán reclaman que las obras se realicen de manera escalonada, con un buen plan de movilidad y que, además, sean aprovechadas para “abordar las tan necesarias obras de accesibilidad para personas de movilidad reducida en las estaciones, tal y como ya se hizo en otros casos”. Recordemos que en este distrito del norte de la ciudad, únicamente dos paradas de seis, Cuatro Caminos y Plaza de Castilla, disponen de ascensor.