La asamblea celebrada ayer en la sede de la FRAVM elaboró un calendario de movilizaciones que da muestra del descontento ciudadano provocado por algunas de las últimas medidas adoptadas por las administraciones central, autonómica y local, en el caso del Ayuntamiento de Madrid:

22 de mayo, huelga de la enseñanza contra los recortes y en defensa del servicio público.

 22 de mayo (hora y lugar por confirmar): concentración contra las represalias adoptadas contra los miembros de las asociaciones vecinales que fueron desalojados de un pleno de la Junta Municipal de Puente de Vallecas.

 23 de mayo desde las 22h hasta la madrugada del 24: concentración contra la reforma laboral en la plaza de Las Cortes. Convocan: CCOO y UGT.

23 de mayo a las 19h: concentración por la nacionalización de las cajas de ahorro ante el Banco de España (C/ Alcalá, 49). Convoca: Plataforma por la Nacionalización de las Cajas de Ahorro.

24 de mayo: manifestación convocada por los trabajadores municipales de Madrid.Las asociaciones participarán en la manifestación para garantizar la presencia de los usuarios de los servicios públicos que ya se están viendo afectados por los recortes.

 24 de mayo a las 12h: concentración contra la reforma laboral ante el Congreso de los Diputados. Convocan: CCOO y UGT.

29 de mayo: manifestación contra el cierre de Tele K.

En torno al 8 de junio (fecha, hora y lugar por confirmar): movilización contra la construcción de Eurovegas. Convoca: Plataforma Eurovegas No.

19 de junio: acción conjunta de las organizaciones vecinales, sindicales y sociales que que forman parte de la Plataforma Zona Sur por confirmar.

 24 de junio: acción contra la privatización del Canal de Isabel II: murales por el agua. Convoca: Plataforma contra la Privatización del Canal de Isabel II.

En el transcurso de la asamblea, se informó de la puesta en marcha de dos iniciativas legislativas populares en las que están participando la FRAVM: la ILP para reclamar la revocación de la congelación de las pensiones decretada por el Ejecutivo de Zapatero en 2010 y la ILP para pedir la modificación de la ley hipotecaria de forma que regule la dación en pago con carácter retroactivo, la paralización de los desahucios y el alquiler social para las familias afectadas por impago de hipoteca. A este respecto, se acordó organizar iniciativas conjuntas para salir a la calle a recoger firmas de manera coordinada, como hiciéramos el pasado mes de marzo con ocasión de la consulta popular acerca de la gestión del Canal de Isabel II. 

Varias voces se alzaron llamando la atención sobre la rápida y, en ocasiones, descoordinada proliferación de movilizaciones y el riesgo de ‘cansar’ a la ciudadanía y la necesidad de estudiar formas más efectivas de lucha contra las implacables agresiones que sufrimos. Se esbozó, asimismo, el debate acerca del papel del movimiento vecinal en la actual dinámica de conflicto social, apuntándose varias ideas al respecto: desde la necesidad de actuar como puente entre diferentes realidades y sectores hasta la idea de reforzar la puesta en práctica del lema ‘pensar global y actuar local’ en nuestros barrios, trabajando por construir esa confluencia desde los barrios, trabajando por servir de apoyo a la creación de proyectos concretos que sirvan para tejer redes sociales en nuestros ámbitos de actuación.

Por acuerdo de la asamblea, se emplazó a las asociaciones a profundizar el debate en el Día de las Asociaciones (nombre provisional) que celebraremos en El Matadero a principios de octubre y a participar en el grupo organizador de una jornada que no solo será lúdica, sino también un espacio de reflexión y debate en el que nos encontremos con nuestros ‘compañeros de viaje’.