“Por las bravas, más ocupación del espacio público”. De esta manera tan ilustrativa arranca la nota que ha hecho pública nuestra federación hermana sobre el decreto del concejal de Seguridad Ciudadana de Leganés para modificar la actual Ordenanza de Veladores, que tiene fecha del pasado 16 de noviembre. La modificación amplía notablemente “el uso del espacio público, mientras los ayuntamientos del resto del país están volviendo a reducir esos espacios con las nuevas medidas post-COVID”, sostiene la entidad.

Ante esta decisión del gobierno municipal de PSOE y Ciudadanos, la Federación destaca que se ha modificado una ordenanza por la vía de un decreto de un concejal, en vez de haberse aprobado en el pleno, y que se ha realizado “sin tener en cuenta a los vecinos y sus entidades vecinales”. Pero, sobre todo, la modificación “solo busca premiar la privatización de los espacios públicos (calles y plazas) afectando a la ciudadanía en sus derechos y en la calidad de vida (ruidos, olores, descanso…)”, critica el colectivo vecinal.

“A la proliferación de mesas y sillas, ahora hay que añadir nuevas apariciones de elementos en las aceras y plazas públicas”, como es el caso de cortavientos, mamparas y celosías, cubrimientos de las terrazas, instalaciones de calefacción (estufas de gas o eléctricas u otros elementos de climatización), contenedores de residuos, pizarras, delimitadores de superficie…

La FLAVL denuncia “esta forma de gobernar, que tan solo busca aumentar los intereses mercantiles de unos pocos en detrimento de la calidad de vida de la ciudadanía y que tan solo pretende consolidar que nuestras calles y plazas estén ocupadas por mesas y sillas u objetos que impiden el normal uso de éstas por parte de la ciudadanía. Es más, se han otorgado licencias de terrazas para elementos cuando aún no se había aprobado el decreto que denunciamos. Por todo ello además, pondremos en conocimiento de la Fiscalía estos hechos por si fuesen constitutivos de responsabilidad”, finaliza en su nota la organización vecinal.