Las asociaciones vecinales de Leganés acaban de hacer público un comunicado en el que califican el borrador de presupuestos presentado por la actual corporación como “inconsistente, poco claro, poco creíble”, un documento que se ha elaborado, además, sin apenas participación de la ciudadanía.

Este es el contenido íntegro de la nota de las entidades ciudadanas, que recoge de manera extensa y detallada el parecer de estas ante numerosas partidas presupuestarias.

“A pesar de estar en minoría el gobierno local ha preparado unilateralmente un borrador de presupuestos que es poco creíble. Cuenta con unos 30 millones más de lo que, en realidad, se ha manejado en los últimos cinco años y eso sin que venga reflejado el pago, que según nos contó el alcalde asciende a unos 20 millones de €, que se ha de realizar como indemnizaciones, dadas las sentencias por las expropiaciones de terrenos mal hechas en el pasado.

“El borrador, a parte de inconsistente es poco claro, sin que se detallen bien las partidas, ni los porqués de los ingresos, curioso esto en medio de la tramitación de la ordenanza de transparencia. Si es esta la forma de entender la participación, de contar con la población a la hora de gestionar la vida pública y de tener un ayuntamiento transparente, tenemos que decir que es más de lo mismo que tuvimos en tiempos pasados y en la legislatura del PP.

“Entrando en materia, no vemos que se refleje en ninguna partida las demandas que los vecinos hemos estado reivindicando estos años. No hay previsiones sobre la recuperación de los servicios privatizados, como si están haciendo en los ayuntamientos gobernados por las candidaturas del cambio y que está demostrado que son más baratos, dan mayor calidad de servicio y mejoran las condiciones laborales de quienes lo prestan.

“Se contabilizan 34 cargos de confianza por un montante de 1.448.500 euros. La corporación y sus cargos de confianza nos cuestan 2.855.500 de €. Para cubrir estos gastos los ciudadanos tendremos que pagar 20,5 € por persona. Todo lo contrario a lo que prometieron en las elecciones que era reducir esto.

“Exigimos que se cuente con la ciudadanía a la hora de determinar las inversiones para dotaciones en los barrios y en qué se ha de priorizar. La terminación de la Biblioteca de Leganés Norte se alarga hasta 2017. Las asociaciones federadas no compartimos esta idea y lucharemos porque se inviertan las partidas presupuestarias y sea 2016 el año de terminación. Este barrio lo necesita, no hay ningún espacio para los movimientos sociales, no existe un centro cívico como en otros barrios. La piscina Solagua queda enterrada también en los presupuestos. Planteamos la elaboración del proyecto con la participación vecinal y se refleje la partida presupuestaria necesaria para su reconstrucción, devolviendo a este barrio lo que se le quitó con intenciones presuntamente especulativas. No hay nada destinado a la rehabilitación de nuestros barrios, ni subvenciones para ascensores ni adecuación energética, se ha paralizado el plan asfalto ¿seguiremos dejando que se deterioren nuestros barrios?

“La partida destinada a presupuestos participativos es una tomadura de pelo, menos del 1% del presupuesto, exigimos que se destine un 10% de los presupuestos para emprender un proceso de participación vecinal real, así como que se consensue un nuevo modelo de los mismos. Si comparamos los presupuestos de 2011 presentados por el último gobierno PSOE-IU, comprobamos cómo vamos hacia atrás en 2016, con reducciones en aéreas de gran importancia social, como los programas contra el analfabetismo, las partidas destinadas a Mujer, Discapacitados, el presupuesto para Seguridad Ciudadana, el presupuesto de la Junta de Distrito de la Fortuna, en Cooperación y Desarrollo. Y no hay aumentos significativos en las partidas de servicios sociales y aquellas destinadas a hacer frente a las situaciones de emergencia provocadas por las crisis, sin embargo hay incrementos que no se entienden como el de informática ¡3,9 millones de incremento!

“Estamos ante unos presupuestos engañosos y continuistas, el gobierno PSOE-IU hace caso omiso a la situación de emergencia que viven muchas familias en Leganés, a las reivindicaciones vecinales, y la necesidad de cambios que vienen demandando la ciudadanía. Llamamos a los partidos de la oposición a que voten en contra de estos presupuestos y al gobierno a que de verdad abra un diálogo con todas las fuerzas políticas y sociales para que los presupuestos reflejen las necesidades reales de nuestra ciudad, de lo contrario ya saben dónde nos van a tener, en la calle movilizándonos contra el despilfarro y en defensa de los intereses ciudadanos”.