Se trata de dos barrios que en los últimos tiempos han sufrido un claro deterioro de la convivencia por causa de actividades delictivas como el tráfico de drogas, ocupaciones de índole mafioso o robos, tal y como expresaron los delegados de las asociaciones vecinales La Unidad de San Cristóbal de los Ángeles y la Plataforma San Blas-Simancas que participaron en el encuentro.

“Hemos mantenido una reunión productiva y muy interesante por el gran conocimiento que tiene de Mercedes González de Madrid y sus barrios”, indicó Quique Villalobos a su término. No en vano, González fue concejala del Ayuntamiento de la capital de 2015 hasta su nombramiento como delegada del Gobierno, que se produjo el pasado mes de marzo.

Como es habitual, los representantes vecinales repasaron los problemas securitarios de nuestros barrios que requieren de una mayor urgencia y trasladaron sus posibles soluciones, en el marco de un diálogo sincero, respetuoso y productivo con la nueva delegada.