Este es el texto íntegro del comunicado:

La Plataforma Regional por la Escuela Pública de Madrid, espacio de encuentro, trabajo y actuación común en defensa de la educación pública madrileña conformada por familias (FAPA Giner de los Ríos), estudiantes (Sindicato de Estudiantes y Frente de Estudiantes), sindicatos docentes (CCOO-E, UGT-FESP, STEM y CGT), asociaciones vecinales (FRAVM) y los Movimientos de Renovación Pedagógica ha concluido, tras estos últimos cuatro años de legislatura, que la política del Partido Popular madrileño en materia de infraestructuras públicas educativas (construcción de nuevos centros públicos, finalización de los ya existentes, eternización de la construcción por fases, etc.) ha seguido siendo uno de los mayores problemas a los que han tenido que enfrentarse en su agenda diaria.

De los casi 140 millones de presupuesto que en 2011 se dirigían a la construcción y ampliación de centros educativos de la red regional, durante esta legislatura no se han conseguido alcanzar, ningún año, los 80 millones de euros en esta partida presupuestaria, algo que demuestra la total falta de voluntad del Gobierno madrileño, primero de Cristina Cifuentes y después de Ángel Garrido, en resolver las carencias y necesidades acuciantes en todo el mapa autonómico. La falta de inversión ha supuesto igualmente un quebradero de cabeza para la propia administración, en el sentido de que ajustar las citadas necesidades con tan exiguo margen de gasto ha generado importantes retrasos en la entrega de obras e incluso abandonos, situaciones que la comunidad educativa no ha dejado de denunciar estos últimos cuatro cursos.

Casos tan sonados como el del CEIP Miguel de Cervantes en Getafe, con retrasos sucesivos en la entrega de sus diferentes fases; el CEIP Alfredo Di Stéfano de Valdebebas, primero como centro ejemplar en su construcción por parte de la propia Consejería de Educación, y hoy condenado a una eterna convivencia con obras y a la propia masificación de sus espacios (siendo línea 3 hoy es línea 6); los retrasos en Las Tablas, Parla, Coslada, Paracuellos del Jarama, Arroyomolinos, Vallecas, Las Rozas, etc.; la falta de colegios de infantil y primaria o institutos de secundaria en Montecarmelo (a fecha de hoy sin resolverse), Rejas, La Garena, (hasta hace pocas semanas no han podido aprobarse estas dos demandas históricas de sus familias), Arganzuela, Aravaca, Boadilla del Monte, San Fermín, Arganda del Rey, etc., configuran, todo ello, un mapa que sólo refleja la errática política en materia de infraestructuras por parte de la Consejería de Educación en particular, y de la Comunidad de Madrid en general.

A todo lo anterior se suma otro aspecto negativo que, a criterio de esta Plataforma, ha sido igual de relevante. La ejecución del presupuesto en infraestructuras en los últimos diez años ha dejado sin gastar, por diferentes motivos, cerca de 90 millones de euros (casi un tercio del total presupuestado), lo que hubiera podido satisfacer la demanda de miles de familias que a día de hoy siguen sin contar con centro público educativo en su zona.

Por todo esto, unido a otras muchas más agresiones que ha llevado a cabo el Gobierno de la Comunidad de Madrid, nos veremos en la calle y en las aulas, reivindicando, en Madrid y en las respectivas zonas educativas de la región.