En estos momentos, el Ayuntamiento ultima los detalles de una de las citas más importantes del año en la capital, que tiene como objetivo “abrir un debate, una reflexión que permita llegar al corazón mismo de las distintas violencias que aquejan a las ciudades y desde ahí iniciar un camino para construir ciudades de paz. Es una mirada integral, lejos de la visión unilateral de la seguridad, y una clara apuesta por el papel de la educación en los nuevos modelos de convivencia”, en palabras del Consistorio.

La propuesta del foro surgió a finales de 2015 durante la celebración de la cumbre COOP 21 en París, a iniciativa de dos alcaldesas, Manuela Carmena (Madrid) y Anne Hidalgo (París), que quedaron conmocionadas por los atentados que acababa de sufrir la capital francesa. Apenas 15 meses después el proyecto cristaliza en Madrid, donde se pone en marcha un comité organizador en el que participa la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM). Sin duda, “la rápida respuesta no sólo de gobernantes regionales y locales, sino de instituciones, organismos y todo el tejido asociativo de la sociedad refleja la urgencia de buscar soluciones y la voluntad de toda la sociedad de contribuir a encontrarlas”, subraya el Ayuntamiento.

Durante los tres días que dura el encuentro, la Nave Boetticher de Villaverde, toda una conquista del movimiento vecinal, reunirá a más de 400 delegados de 40 países, que representarán a entidades gubernamentales y sociales, de ámbito local, regional, nacional y supranacional. Entre los representantes internacionales destacan Anne Hidalgo, alcaldesa de París; Denis Coderre, alcalde de Montreal; Melissa Mark-Viverito, presidenta del Consejo Municipal de Nueva York; Parks Tau, presidente de CGLU y exalcalde de Johannesburgo (Sudáfrica); Yvan Mayeur, alcalde de Bruselas; además de representantes de alto nivel de organismos internacionales de Naciones Unidas.

En el ámbito estatal, hay que señalar la asistencia tanto de colectivos sociales como de alcaldes y representantes de ciudades españolas, pertenecientes a la FEMP. La Asociación Española de Investigación para la Paz (AIPAZ), con 23 organizaciones de diversas ciudades y personalidades como Federico Mayor Zaragoza, tendrá su propio espacio en el foro.

Madrid aporta un gran número de entidades ciudadanas. Junto a la FRAVM participarán el Club de Madrid, el Colegio de Abogados o la FAPA Giner de los Ríos, entre otras muchas organizaciones. En el marco del foro, la federación vecinal promueve cinco actos. El primero tendrá lugar el miércoles 19 de abril a las 18:30: los dirigentes barriales María del Prado de la Mata y Víctor Renes darán a conocer el “Movimiento por la dignidad del sur” que en los noventa consiguió importantes inversiones para los distritos de Usera y Villaverde. Al día siguiente a las 15:00 se presentará la Marcha por la diversidad sur, una iniciativa para visibilizar los derechos LGTBI en la periferia de la capital. Tres horas después, junto a la Red de ONGDs de Madrid, la FRAVM organiza el encuentro “Construyendo Barrios 2030: Objetivos de desarrollo sostenible”.

El viernes 21 el Servicio de Dinamización Vecinal de la federación presentará a las 9:00 el Proyecto AEIOU: Mediación y convivencia intercultural en Educación Infantil y Primaria. A la misma hora el presidente de la organización, Quique Villalobos, intervendrá en la Mesa de debate sobre violencia por desigualdad urbana y espacio público.

El programa (que puedes ver aquí) incluye 4 sesiones plenarias (Ciudades de Paz; Gobernanza para la Paz; Convivencia Pacífica, y Educación y Valores para la Paz), 8 mesas redondas donde se abordan los distintos tipos de violencias, desde las bandas juveniles, el racismo y la xenofobia, la lgtbfobia, la violencia de género, el acoso escolar, la originada por la desigualdad urbana y el espacio público o las ciudades refugio. Además, se relatarán más de 120 experiencias en marcha en distintas partes del mundo y que están contribuyendo a mejorar la convivencia en el entorno en el que se desarrollan.

El diseño abierto de La N@ve permite además simultanear y alternar el debate con otras actividades como los cerca de 100 talleres, autogestionados por entidades, instituciones o por el mundo académico; más de 30 estands de organizaciones (la FRAVM tendrá el suyo); 20 exposiciones, o hacer un relato de la paz a través de la música, el teatro o la danza.

Un foro también para los barrios

Desde su concepción este Foro pretendía sacar la reflexión a la ciudad para hacer partícipes de la misma a todos sus habitantes y, en especial, a los vecinos y vecinas de Villaverde, un distrito que se ha volcado en la celebración. Por eso, junto a las sesiones de debate, el relato de las experiencias, los talleres, se han diseñado una serie de actividades que, a extramuros de La N@ve, están estrechamente vinculadas con lo que sucede dentro de ella.

Buenos ejemplos de ese empeño son tres iniciativas dirigidas a la infancia y la juventud: la celebración de una Mini-maratón en la que ya se han inscrito alrededor de 3.000 adolescentes de entre 13 y 17 años; la creación de símbolos humanos de la paz en decenas de centros educativos de la ciudad y cuyas fotografías serán expuestas durante la clausura del Foro y la convocatoria del concurso de cortos “Construyendo Ciudades de Paz”, que se fallará durante la celebración.

Fuera ya de Villaverde, la lucha contra la violencia y la apuesta por la paz tendrá su reflejo, por ejemplo, en el centro de la ciudad con una presentación de fotografías en la Plaza Mayor, una muestra en la Cineteca y un festival de músicas del mundo en Lavapiés.

Uno de los propósitos del Ayuntamiento de Madrid es que la condición de capital de paz sea una de las señas de identidad de la ciudad. “El Foro es la primera gran iniciativa que se celebra bajo ese epígrafe, que encierra el compromiso del gobierno que dirige Carmena de alentar y promover todas las iniciativas que no sólo desde las instituciones, sino desde la propia ciudadanía, contribuyan a buscar soluciones a los distintos tipos de violencias urbanas y a abrir nuevos cauces para la convivencia”, sostiene el Ayuntamiento.

En esa misma línea de trabajo, el Foro quiere aprobar el “Compromiso de Madrid”, un mensaje al mundo -y en especial a las ciudades- para asumir este camino con una serie de recomendaciones que formarán parte de las conclusiones del evento. Asimismo, desea valorar la posible continuidad del Foro a través de sucesivas ediciones en diversas ciudades del mundo.