Más de 8.000 vecinas y vecinos de Hortaleza han firmado ya reclamando la reapertura de su servicio de urgencias, firmas que se sumaron a las 90.000 presentadas en el registro de la Asamblea de Madrid por diferentes colectivos ciudadanos el pasado mes de febrero. “Primero decían que se cerraron los SUAP por una cuestión de seguridad de pacientes y trabajadores porque no se podían hacer dos circuitos, para pacientes COVID y no COVID. La solución ha sido enviarlos a los hospitales. Ahora, debido a las movilizaciones, nos dicen que están reorganizándolo, no que se vayan a abrir estos servicios de urgencia. Han aprovechado la pandemia para atacar de nuevo la sanidad pública”, denuncian los convocantes de la protesta, que señalan al gobierno regional presidido por Isabel Díaz Ayuso.

La manifestación comenzará a las 18:00 en el Centro de Salud Mar Báltico (calle Mar Báltico, 2), donde se encuentra el clausurado Servicio de Urgencias de Atención Primaria de este distrito de casi 200.000 habitantes, cuyo vecindario ahora debe acudir hasta el hospital Ramón y Cajal, situado a varios kilómetros, para cualquier emergencia médica. La protesta recorrerá la calle Mar Adriático para hacer una breve parada en el Centro de Especialidades Emigrantes, antes de continuar por la calle del mismo nombre y culminar frente al Centro de Salud Silvano (Avenida de Machupichu, 58) en el barrio de Canillas.

El vecindario de Hortaleza también ha remitido una carta en demanda de súplica al Defensor del Pueblo para que interceda en la reapertura del servicio de urgencias. Además, todos los grupos políticos con representación en el Pleno de la Junta Municipal de Distrito han respaldado una petición enviada por el Ayuntamiento de Madrid al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la que expresan su “preocupación y malestar” por la prolongada clausura de las urgencias en Hortaleza, también el temor de que este servicio, que atendía a 2.800 pacientes al mes en el horario nocturno y los fines de semana, “se pierda para siempre”.