El equipo juvenil de la escuela deportiva Guernica de Pan Bendito jugará este sábado la final del Torneo Interdistritos de las Ligas Municipales del Ayuntamiento de Madrid, al que accedió tras ser campeón de la liga municipal de fútbol 11 del distrito de Usera, ya que en Carabanchel no se disputa esta liga. Una semana después jugará la final del Torneo de Primavera.

El equipo juvenil ha conquistado lo más alto de la liga sin el presupuesto del Barça y tras haberse visto obligado a entrenar en unas condiciones más que precarias en un campo sin césped ni iluminación y con un presupuesto castigado por el recorte de subvenciones que, después de 4 años, ha dejado de percibir. ‘Pero no nos dimos por vencidos -declara Javier Santos, el dinamizador vecinal que trabaja en la Asociación de Vecinos de Guernica de Pan Bendito– y decidimos tirar para adelante en una aventura en la que hemos contado con la colaboración de muchos vecinos del barrio, que les han entrenado y las han llevado a los partidos. El entusiasmo y la afición contagiada ha sido tal -añade- que se han terminado creando 4 equipos de fútbol en los que participan alrededor de 60 chavales. Por el interés que han demostrado otras familias, creemos que el próximo año serán alrededor de 170 chavales y chavalas, así que parece que a la antigua escuela deportiva Relámpago de Pan Bendito le espera una larga vida’.

Pero los triunfos de la escuela no son sólo deportivos. ‘El equipo está integrado por gitanos, payos y algún latino que demuestran, día a día, que la convivencia pacífica entre diferentes no sólo es posible, sino que da muy buenos frutos. Pan Bendito -concluye-, no es el gueto peligroso que algunos se empeñan en construir”.