Un cibernauta de nivel avanzado podría tardar unos diez minutos en hallarla. Uno de nivel más básicotiene muchas opciones de naufragar en el intento.La información se encuentra en esta URL: http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_InfPractica_FA&cid=1354591254511&idTema=1142598752894&language=es&pagename=ComunidadMadrid%2FEstructura&perfil=1273044216036&pid=1273078188154

El procedimiento ordinario de la Comunidad de Madrid en este tipo de subvenciones pasa por enviar una carta a todos los aspirantes que no reúnen los requisitos con objeto de que puedan formular alegaciones o subsanar sus solicitudes en tiempo y forma, pero en esta ocasión se ha saltado este paso. ¿Por qué razón? Lo desconocemos. Pero las cifras no son menores: la lista de damnificados incluye 943 comunidades de vecinos de toda la región y puede afectar a unas 10.000 familias.

La FRAVM, tras tener conocimiento de estos hechos y comprobar que las comunidades rechazadas no estaban recibiendo ningún requerimiento por escrito, solicitó ayer una reunión urgente con el director general de Vivienda y Rehabilitación, José María García, y trasladó su preocupación a los representantes de los grupos de Podemos, PSOE y Ciudadanos en la Asamblea de Madrid. A continuación, Vicente Pérez, responsable de Urbanismo y Vivienda de la Federación vecinal, remitió una misiva al consejero Pedro Rollán para pedirle que el contacto “se haga de manera individualizada a cada comunidad de propietarios, por correo postal u otro medio que asegure que el destinatario recibe el aviso”. “La comunicación que ha realizado la Dirección General de Vivienda a buen seguro no llegará a la gran mayoría de los interesados y un número importante de comunidades verán su solicitud decaída. La denegación de solicitudes por esta razón sería muy grave y perjudicial, además de constituir un golpe más a la ya desacreditada rehabilitación por experiencias anteriores que usted bien conoce”, sostiene el representante vecinal en su carta.

Recordemos que la Comunidad de Madrid debe aún entre 35 y 40 millones de euros a 20.000 familias que solicitaron ayudas a la rehabilitación de edificios y a la instalación de ascensores relativas a planes gubernamentales anteriores a 2012. La FRAVM ha reclamado en numerosas ocasiones y de muy diversas maneras el pago de esta deuda, algo que contribuiría a reducir la desconfianza con el Gobierno regional que se vive en los barrios afectados, y que hechos como el que hoy denunciamos no ayudan a mitigar. Por regla general, este tipo de subvenciones recaen en zonas con un alto porcentaje de población mayor y rentas modestas. Desde la FRAVM esperamos que la consejería que dirige Pedro Rollán rectifique lo antes posible con objeto de preservar la igualdad de todos los solicitantes en el actual proceso de concesión de estas ayudas.