En la misiva exponen las irregularidades con las que se implantó el SER en las zonas periféricos madrileños hace más de tres años, y lo absurdo de poner parquímetros en unos barrios mayoritariamente residenciales y que no son foco de atracción de vehículos. Además, recuerdan la sentencia que declaró nula aquella ampliación, y que a pesar de todo el Ayuntamiento de Madrid ha continuado sancionando.

Asociaciones vecinales de San Sebastián de los Reyes, Carabanchel Alto, Barrio del Pilar, Hortaleza, Fuencarral y La Paz, informan también a Rajoy de las fuertes protestas vecinales generadas por los graves perjuicios que está ocasionando a los vecinos y, en particular, a los pequeños comerciantes, que ven cómo a los efectos de la crisis se les suma unas medidas municipales que disminuyen sus ventas, al no poder competir con las grandes superficies comerciales donde aparcar es gratis.

El escrito continúa haciéndose eco de “que el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes tiene planificado la instalación de parquímetros, lo que ha ocasionado también una fuerte protesta vecinal y de los pequeños comerciantes”, y de que “otros municipios madrileños hicieron también planes de colocación de parquímetros, pero finalmente optaron por hacer un nuevo estudio, ya que cuando estos se colocan con racionalidad, no provocan rechazo”.

Tras mencionarle el caso de Buenos Aires, que retiró los parquímetros después de tres meses de protestas, le explican las razones de dirigirle esta carta, “por el hecho de que los ayuntamientos mencionados están gobernados por el partido que Vd. preside, y es por este motivo por el que le solicitamos su mediación”, ya que en 2007 recibieron un plantón de la presidenta del partido y de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Con la intención de que “este problema, que nunca debiera haberse producido, o que al menos debiera haberse solucionado hace tiempo”, no se siga agravando, “solicitamos tener una reunión en la que podamos explicar estas razones y se pueda avanzar en la solución que todos deseamos”. Los colectivos vecinales darán un margen para recibir una respuesta, y reiteran su decisión de mantener las movilizaciones hasta conseguir que retiren los parquímetros de los barrios y pueblos donde no resultan beneficiosos a los vecinos.

Ver texto completo de la carta