El 22 de marzo la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid anunció una reorganización de los servicios asistenciales para atender la epidemia del coronavirus. Esta reorganización supuso el cierre de 56 centros de Atención Primaria, entre los que se encuentra el Consultorio de La Poveda. Tras los momentos más críticos de la pandemia, poco a poco la mayoría de los centros clausurados retomaron su actividad. No así el de La Poveda. Según manifestaron responsables de la Gerencia de Atención Primaria en una reunión celebrada el pasado 8 de julio con delegados de la asociación vecinal, uno de los motivos que impedía la reapertura del consultorio era la dificultad de establecer en el establecimiento dos circuitos (COVID-NO COVID). “Parece que este asunto ya se ha resuelto, según se deduce de los carteles que aparecen hoy en la puerta de acceso al centro y que anuncian la existencia de un circuito Covid-19. Queda por ver si la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid da solución al otro motivo: la falta de personal sanitario”, indica la asociación vecinal.

En manifestaciones recientes, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha anunciado un “cambio importante” en la Atención Primaria de la Comunidad de Madrid desde el punto de vista organizativo y retributivo, así como un nuevo plan de acción en esta unidad sanitaria. “Todo ello hace pensar que pueden haber entendido por fin la necesidad de reforzar la Atención Primaria, tras meses de protestas de ciudadanos y profesionales, y de las evidentes muestras de precariedad de recursos que muestra el sistema sanitario en este nivel”, sostiene el colectivo vecinal, que lleva cuatro meses movilizándose para lograr la reapertura del consultorio. Después de diversas concentraciones y manifestaciones en Arganda del Rey, el 2 de julio la entidad llevó su protesta a las puertas de la Asamblea de Madrid. 150 personas, llegadas en varios autobuses fletados para la ocasión, secundaron la concentración ante el parlamento madrileño.

Dada la actual situación, la asociación vecinal considera imprescindible continuar con las movilizaciones en septiembre y en los próximos meses, para exigir la reapertura del consultorio y recuperar la atención sanitaria de cercanía para las más de 5.000 personas que viven en La Poveda.