Con el lema “No queremos basura. Queremos soluciones”, la concentración, que cuenta con el apoyo de la Coordinadora de Entidades Ciudadanas del distrito, comenzará a las 19:00 y tendrá lugar mientras en el interior del edificio municipal se celebra el pleno mensual.

Recordemos que tras una decena de asambleas informativas en la calle, dos concentraciones de protesta, la recogida de varios miles de firmas en papel y una petición de intervención del Defensor del Pueblo, las asociaciones vecinales de San Blas-Canillejas y la FRAVM consiguieron el pasado mes de marzo que el Consistorio aprobase la creación de un contrato de limpieza específico para los 294 ámbitos interbloque que había “olvidado” incluir en los contratos generales de limpieza de la ciudad. Sin embargo, esta victoria vecinal tenía un enorme “pero”, tal y como advirtieron entonces los colectivos vecinales: el nuevo contrato no empezaría a funcionar hasta el mes de septiembre. Por ello, exigieron al equipo de Gobierno de Martínez-Almeida que en estos meses, especialmente en los más calurosos, asegurase la limpieza de estos espacios con otras fórmulas. En una reunión mantenida en marzo, el Área de Medio Ambiente y Movilidad solicitó a los representantes de las asociaciones vecinales del distrito el envío de una relación de las calles y plazas más problemáticas, con el fin de asegurar su limpieza y mantenimiento. “Hemos enviado la lista que nos pidió el Ayuntamiento en varias ocasiones, pero en algunos sitios solo han venido a limpiar una vez, o lo han hecho de manera parcial, de manera muy insuficiente, es decir, no se está cumpliendo el compromiso al cien por cien, y ahora, con las altas temperaturas, nos enfrentamos a un auténtico problema de salubridad”, asegura Agustina Serrano, portavoz de la Plataforma San Blas-Simancas.

“Somos barrios olvidados, barrios discriminados, directamente por el Ayuntamiento, que no quiere ver que tenemos los mismos derechos que el resto de los barrios de Madrid. Para eso pagamos impuestos”, sostienen las dos entidades convocantes de la concentración del miércoles, antes de añadir: “las vecinas y los vecinos reivindicamos y exigimos al Ayuntamiento el trato decente y humano que nos merecemos y una solución inmediata, que ponga remedio a la insalubridad que el mismo ha generado, que nos trate con respeto y dignidad y que asuma su responsabilidad ante esta situación”.