El problema, que viene de lejos, se agudiza con la llegada de las altas temperaturas, ya que con los vapores pestilentes los vecinos se ven obligados a mantener las ventanas cerradas. Tras la concentración realizada el pasado 25 de abril, que coincidió con el tradicional Día de la Tortilla del distrito, convocan esta segunda protesta, que se enmarca en un calendario de acciones que se repetirán “cada dos meses hasta que el problema se resuelva”, sostienen en un comunicado los colectivos convocantes.

A pesar de que el problema de los hedores, que provienen esencialmente de la planta de compostaje a cielo abierto de Las Lomas, no sólo ha sido denunciado por el movimiento vecinal sino por la totalidad de los grupos políticos del distrito, “la Administración municipal central sigue sin dar una respuesta”. “Los olores causados por los procesos de compostaje y quema de residuos procedentes del complejo de Valdemingómez, además de ser una permanente molestia para los vecinos de Vallecas, creemos que puede tener efectos perjudiciales para la salud, algo que no podemos corroborar pues no tenemos constancia de la realización de estudios epidemiológicos relacionados con este asunto”, sostiene Rosa María Pérez Mateo, presidenta de la asociación vecinal PAU-Ensanche de Vallecas. En el pleno de marzo de la Junta Municipal de Villa de Vallecas, las tres entidades vecinales presentaron una proposición solicitando a ésta que instara al Ayuntamiento de Madrid a tomar las medidas oportunas para acabar “con esta insoportable situación”, algo que fue aprobado por los tres grupos políticos”. “Sin embargo, de momento, no hemos tenido noticia alguna”, afirma Pérez Mateo. “Estamos estudiando la posibilidad de acometer un estudio olfatométrico independiente y elevar los resultados a las autoridades españolas y comunitarias”, concluye.

La movilización del sábado, con el lema “Nos movemos contra los malos olores” partirá desde la estación de Metro de Las Suertes, en pleno corazón del Ensanche de Vallecas, y transcurrirá por los aledaños de la avenida del Ensanche, hasta llegar al Centro Comercial “La Gavia”, en la avenida de Las Suertes.