Nadie duda de que en Valdebernardo existe actualmente un problema de aparcamiento y las vecinas y vecinos son los primeros en sufrir a diario sus consecuencias. Tal y como sostiene Vicente Horno de la Fuente, portavoz de la citada entidad ciudadana,”los vecinos no estamos en contra de que se haga un aparcamiento , lo que estamos en contra es de que se haga en alguna de las cuatro plazas emblemáticas que tiene el barrio, en los lugares privilegiados de convivencia y encuentro del vecindario”. A tal fin, han consignado en el Ayuntamiento 4.000 firmas para tratar de paralizar la propuesta del Consistorio. Según un anteproyecto municipal, éste pretende construir un párking de tres plantas y 300 plazas para residentes bajo la plaza Juan Benet, lo que provocaría la destrucción de una treintena de árboles de doce años. AFUVEVA, que denuncia que detrás de la propuesta se esconde el simple objetivo de “hacer negocio”, no entiende por qué se ha escogido una zona que se rehabilitó hace tan sólo seis años, máxime cuando el distrito dispone de 600 garajes propiedad del IVIMA que permanecen cerrados desde hace una década. “Antes de iniciar una obra como la que proponen, que abran para el barrio esos garajes”, sostiene Vicente Horno, que además aporta otras alternativas. “El aparcamiento se podría hacer en parcelas públicas que hay en las calles Cordel de Pavones y Ladera de los Almendros, pero la concejala sostiene que hacerlo en esos lugares no sería rentable porque están alejados del centro del barrio y nadie los usaría”. “En realidad, están a cinco minutos a pie”, asegura el dirigente vecinal. El pasado 22 de mayo, en un pleno de Junta Municipal de Vicálvaro en el que los vecinos abarrotaron el salón de plenos, la concejala Isabel Torralba defendió la plaza de Juan Benet como lugar idóneo para el aparcamiento alegando motivos de rentabilidad económica.

El vecindario de Valdebernardo no sólo se opone a esta ubicación por defender uno de los pocos lugares de esparcimiento del barrio. Muchos temen que las obras y excavaciones afecten a los edificios próximos a la plaza, que desde hace diez años presentan una serie de daños estructurales que han sido denunciados por las comunidades de vecinos en numerosas ocasiones. Como otros inmuebles de la zona, las parcelas 24, 25, 34, y 36, colindantes con Juan Benet, poseen grietas y otros desperfectos, motivo por el cual se hallan encausadas las empresas promotoras de los pisos.