La Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Usera convoca una concentración que tendrá lugar mañana, miércoles 6 de febrero, para denunciar “el deterioro progresivo de la atención sanitaria en nuestros centros de salud, una situación que lejos de mejorar, empeora con el tiempo”, señala Francisco Rodríguez, portavoz de la Coordinadora.

La Coordinadora denuncia que las primeras citas se atienden cada vez con más demora. La consejería de Sanidad, señala Rodríguez, “no cubre las bajas profesionales dando lugar a situaciones como la del centro de salud de Joaquín Rodrigo, que atiende a la población de Zofío y Pradolongo (31.866 habitantes) y en estos momentos no ha cubierto la baja de los tres pediatras, obligando a los profesionales de medicina general a atender a los más de 4.000 niñas y niños de ambos barrios.

Además, denuncian, “la consejería está recurriendo, sin dar la menor explicación, a la división de las unidades familiares adscritas a los médicos de familia, con la lógica confusión que genera. Todo ello nos lleva a pensar –añaden- que estamos en la antesala de la desaparición de este servicio”.

“Las listas de espera provocadas por la enorme presión asistencial que padecen los profesionales sanitarios –advierte- hace que mucha gente recurra a las urgencias del 12 de Octubre, saturadas desde hace ya tiempo por tener que atender a una zona cuya población es cuatro veces superior a la que recomiendan los organismos internacionales”.

“Ante todo ello -concluye Rodríguez- “los vecinos nos preguntamos ¿Qué ha pensado hacer la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para solucionarlo? Hasta el momento la respuesta es NADA. Aguirre y Güemes parecen más interesados en la inauguración de los hospitales privados que en la calidad de la atención primaria en los barrios”.