“El 7 de abril de 2020, Día Mundial de la Salud, ¡difundamos la solidaridad europea para una política de salud pública universal!”. De esta manera arranca el comunicado que ha hecho público la Red Europea contra la privatización y comercialización de la salud y la protección social, de la que forma parte la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP)-Marea Blanca desde su origen, con motivo de una movilización que este año está atravesada por la crisis sanitaria del Covid-19.

El virus irrumpió en una Europa asolada por años de recortes y privatizaciones en materia sanitaria. “Los resultados de la elección deliberada de imponer responsabilidades de la Unión Europea a los Estados miembros a través de políticas de austeridad están siendo ilustrados por el fracaso actual de los sistemas de atención médica y los servicios públicos. Esto a pesar del coraje y el sacrificio demostrado por los trabajadores”, indica la red en su llamamiento.

La caída o la congelación del gasto público en salud ha tenido un impacto en las inversiones, en los servicios reembolsados y en los salarios, que se ha traducido en la eliminación de camas y el cierre de hospitales y servicios de atención pública mientras la inversión privada se extendía masivamente en el sector sociosanitario y en el de la dependencia (residencias…). En los últimos años, grupos internacionales como Fresenius, ORPEA, Korian, Coliseo o Ramsay no han cesado de hacerse con todo tipo de servicios, imponiendo sus leyes.

“La escasez de equipos de protección, los sistemas de salud desorganizados, la investigación desmoronada, la escasez de medicamentos, … la crisis que estamos experimentando hoy nos muestra los defectos de este sistema y por qué es urgente cambiar de rumbo. ¿Los hospitales privados con fines de lucro pueden enfrentar los desafíos de Covid-19? Solo intervienen después, cuando los hospitales públicos y no comerciales han agotado todos sus recursos materiales y humanos”, asegura la red europea.

Por eso, junto a otras organizaciones como el Movimiento de Salud de los Pueblos vuelve a insistir en que solo un sistema controlado por el Estado, basado en fondos públicos o solidarios, con operadores públicos o no de mercado, es lo suficientemente fuerte y verdaderamente eficaz para proteger a la población. En este marco, hace un llamamiento a la Unión Europea para que revise sus directivas sobre servicios y contratación pública, así como las restricciones presupuestarias impuestas a los estados.

“Exigamos que las lecciones de esta crisis se aprendan ahora. La salud no es un gasto sino una inversión, la salud no es una mercancía. La UE aún puede superar esta crisis cambiando radicalmente el curso de esta institución”, subraya la red.

“La UE debe convertirse en una entidad política responsable de organizar la solidaridad social a partir de servicios públicos fuertes capaces de hacer frente a los caprichos de la vida y garantizar el acceso a todas las poblaciones. El Parlamento Europeo, que representa a los pueblos, debe tener un papel preponderante”, indica en su comunicado, antes de continuar: “para Europa, exigimos un servicio de salud pública universal y unido, accesible para todos, en todas partes”, remach

Con este telón de fondo, la red europea invita a los ciudadanos y ciudadanas a sumarse el próximo martes 7 de abril a una acción global en la que reclamar “salud para todos y todas”. ¿Cómo? Muy sencillo:

1. Escribe mensajes en defensa de la sanidad pública en una hoja blanca o en una pancarta o sábana y colócalos en en un lugar visible.

2. Toma una foto de cada uno de ellos.

3. Publícalo

– en las redes sociales con el hashtag #health4all y/o #saludparatodos y etiqueta a los líderes políticos

– en el mapa interactivo bit.ly/Agir4Health

La FRAVM anima a los madrileños y madrileñas a hacer suya esta acción, llenando ese día sus balcones y ventanas con mensajes contra la mercantilización de la salud y en apoyo de nuestros héroes y heroínas de la sanidad pública, la primera línea de combate contra el Covid-19.

A continuación reproducimos el comunicado íntegro de la Red Europea contra la privatización y comercialización de la salud

El 7 de abril de 2020, Día Mundial de la Salud, ¡difundamos la solidaridad europea para una política de salud pública universal!

Los resultados de la elección deliberada de imponer responsabilidades de la Unión Europea (UE) a los Estados miembros a través de políticas de austeridad están siendo ilustrados por el fracaso actual de los sistemas de atención médica y los servicios públicos. Esto a pesar del coraje y el sacrificio demostrado por los trabajadores.

Exigamos que las lecciones de esta crisis se aprendan ahora. La salud no es un gasto sino una inversión, la salud no es una mercancía.

La UE aún puede superar esta crisis cambiando radicalmente el curso de esta institución.

La UE ya no puede depender de las directivas de la Comisión Europea y del Consejo de Ministros o de las del Banco Central y el Fondo Monetario Internacional que lo han reducido a ser solo una entidad de control económico, imponiendo una austeridad que solo sirve a las finanzas y a las industrias internacionales.

La UE debe convertirse en una entidad política responsable de organizar la solidaridad social a partir de servicios públicos fuertes capaces de hacer frente a los caprichos de la vida y garantizar el acceso a todas las poblaciones. El Parlamento Europeo, que representa a los pueblos, debe tener un papel preponderante.

Es a este precio al que una Europa política y social puede tener futuro. Hacemos un llamamiento a la solidaridad entre los pueblos, a la abolición de las fronteras, a la conciencia de nuestro objetivo común: un servicio universal de salud pública.

Para Europa, exigimos un servicio de salud pública universal y unido, accesible para todos, en todas partes.

El 7 de abril es el Día Mundial de la Salud.

Te pedimos que muestres tu apoyo al “difundir la solidaridad, no el virus” con una acción de “hoja blanca” el 7 de abril:

1. Escribe tus mensajes en una hoja blanca en un lugar visible o haz un pancarta en casa

2. Toma una foto de cada uno de ellos

3. Publícalo

– en las redes sociales con el hashtag #health4all y/o #saludparatodos y diríjanse a sus líderes políticos

– en el mapa interactivo bit.ly/Agir4Health

Y pincha en el enlace en el mapa interactivo – escribe la dirección de su ubicación – haga clic en “agregar en el mapa” – agregue una foto o video)