La cadena de panaderías y pastelerías Ipanema, muy conocida en Ciudad Lineal, será la encargada de elaborar el gran roscón, del que podrán disfrutar 500 personas. Además, realizará varios roscones veganos para aquellos comensales que no toleran la leche o los huevos. Otro establecimiento de raigambre en el barrio, la cafetería Docamar, servirá el chocolate caliente que acompañará al bollo tradicional. Los dos negocios forman parte de los 58 comercios del barrio que junto a la asociación vecinal La Merced de Quintana, la AMPA del Colegio Elfo, la empresa AKI Bricolaje y el Servicio de Dinamización Vecinal de la FRAVM, se unieron hace más de un mes para celebrar unas navidades diferentes. Lo han hecho a través de la llamada Quinta de los Abetos, un proyecto que, entre otras cosas, persigue dinamizar el comercio de cercanía en estas fiestas.

El próximo 7 de enero, miembros de la Quinta repartirán de 11:00 a 13:00 las raciones de roscón. Para disfrutarlas, cada participante deberá aportar una botella de aceite en concepto de donación, que irá destinada a los usuarios del Comedor Social de Ventas. “La solidaridad puede tener premio, porque, como todo roscón, este también viene con regalos que son vales descuento y premios que han aportado todos los comercios participantes” recuerda la dinamizadora vecinal de Quintana Beatriz González. “Es el final de un mes lleno de actividades donde todo el barrio se ha vuelto loco creando abetos, decorando, haciéndose fotos en el abeto de la Plaza Quintana y en general haciendo barrio”, concluye.